Despliega el menú
Motor
Suscríbete

Mazda MX-5: el 'roadster' más divertido, ahora con techo duro

Con esta práctica versión, que en 13 segundos pasa de coupé a descapotable, la firma nipona espera incrementar las ventas del deportivo biplaza de techo abierto más exitoso de todos los tiempos.

El nuevo Mazda MX-5 RF es uno de los coches más divertidos de conducir sin realizar un desembolso exagerado.
Mazda MX-5: el 'roadster' más divertido, ahora con techo duro
Mazda

Cuando en 1989 Mazda lanzó el primer MX-5, el segmento de los roadster no vivía su mejor momento, ya que con este concepto de coche pasional y a la vez asequible únicamente sobrevivían modelos como el Alfa Romeo Spider. Muy atrás quedaban los dorados años sesenta, por lo que pocos hacían presagiar el éxito que el en otros mercados conocido como Miata iba a cosechar, tanto que a mediados de los 90 los principales fabricantes premium le iban a imitar, como BMW con el Z3 o Mercedes con el SLK. La pasada primavera, la planta de Hiroshima ensambló la unidad un millón del MX5, por lo que a día de hoy el excitante Mazda sigue figurando en el Libro Guinness como el biplaza deportivo más vendido de la historia.

De las tres generaciones pasadas del MX-5, en la última ya se observó que la versión con techo duro acaparaba la mayor parte de las ventas, por lo que para esta nueva generación se debía concebir una opción todavía mejor, y así se ha hecho con la RF (‘Retractable Fastback’), de la que se esperan vender en España en año 315 unidades, casi el triple que las 135 del de capota de lona (en 2016, cuando solo estaba disponible la versión de techo blando, se vendieron 340 unidades). Determinar qué versión es más adecuada no es tarea fácil, y todo quedará a gusto del consumidor. Lo que está claro es que el MX-5 es un modelo prácticamente único en el mercado y el mejor en relación diversión-precio. En su versión de techo de lona sí tiene dos rivales –Fiat 124 Spider y Abarth 124 Spider- pero en la variante RF no es posible encontrar en el mercado otro modelo similar que se le acerque en precio.

Con los descuentos promocionales incluidos, el nuevo Mazda MX-5 RF cuesta 24.909 euros, lo que significa 2.500 euros más que el modelo de capota de lona. A su favor, una nueva estética trasera y la posibilidad de convertirlo de cabrio a coupé en 13 segundos de forma eléctrica. Mientras que en su contra únicamente –además del sobreprecio- aparece un ligero incremento de peso de unos 60 kilos, ya que conserva intacta la capacidad de su maletero, que con 127 litros de volumen permite llevar dos maletas de las de pasaje de cabina de avión.

Mecánicamente existen dos opciones, la del motor 1.5 de 131 CV y la del 2.0 de 160 CV, este último con la posibilidad de asociarlo a un cambio automático, opción exclusiva para el RF, y no para el de capota blanda. Ambas mueven los poco más de 1.000 kilos del coche excepcionalmente, aunque ya puestos a decantarnos por un modelo claramente pasional nos quedamos con el más potente y asociado al cambio manual, que le permite la mejor aceleración: 7,5 segundos de 0 a 100 km/h.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión