Despliega el menú
Internacional

GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS

Zelaya llama a la insurrección y asegura que no tardará en volver

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llamó desde Guatemala a los hondureños a la insurrección, aseguró que, en breve, regresará a su país para terminar su período presidencial y pidió a la comunidad internacional "aislar" a los golpistas.

Al igual que hace 220 años el pueblo francés se sublevó para defender sus derechos, "el pueblo hondureño tiene ahora derecho a la insurrección", señaló Zelaya durante una rueda de prensa ofrecida en la Casa Presidencial de Guatemala, tras reunirse con el jefe de Estado anfitrión, Álvaro Colom.

La insurrección, precisó el depuesto mandatario, "es un proceso legitimo que forma parte de los conceptos más elevados del sentido de la democracia frente a un gobierno usurpador", y en el caso de Honduras "es un derecho que está consignado en el artículo 3 de la Constitución".

Con su ya tradicional sobrero de ala ancha y sonriente, el derrocado mandatario, quien durante su comparecencia ante la prensa estuvo acompañado del presidente guatemalteco, pidió a sus conciudadanos "no dejar las calles" que son, dijo: "el único espacio que no nos han quitado".

Pese a la "férrea censura" impuesta por el gobierno de facto, "que ha reprimido y atacado a la prensa", según manifestó, Zelaya confía en que "por algún medio de comunicación" los hondureños se enteren de su llamamiento.

"El derecho a la insurrección es un derecho constitucional. Nadie comete un delito en un gobierno de facto, por protestar pacíficamente en diferentes campos de la sociedad", señaló el presidente derrocado el pasado 28 de junio por las Fuerzas Armadas y sustituido en el Gobierno por Roberto Micheletti.

Agregó que "la huelga, las manifestaciones, las tomas, la desobediencia civil son un proceso necesario cuando se violenta el orden democrático en un país. No hay que dejar la lucha, hay que mantenerla hasta que los golpistas salgan del régimen de facto que han establecido en nuestro país".

Zelaya fue recibido hoy por el Gobierno guatemalteco con honores de Jefe de Estado, y tras entrevistarse en privado por más de dos horas con Colom, este le reiteró su respaldo y reconocimiento como Presidente constitucional de Honduras.

El depuesto gobernante aseguró que la comisión que lo representa en la negociación que mantiene con el Gobierno del designado presidente Roberto Micheletti, "acudirá puntualmente" el próximo sábado a Costa Rica, a la convocatoria hecha por el presidente de ese país, Óscar Arias, para proseguir con el proceso.

Sin embargo, advirtió de que si el gobierno de facto no cumple "este fin de semana" con las resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la ONU de restituirlo de inmediato en el cargo, el diálogo "fracasará".

Los golpistas, argumentó, "mantienen la misma posición de intransigentes e intolerantes", al no mostrar "deseos de comunicación de ninguna naturaleza, y mucho menos de respeto a las resoluciones de la comunidad internacional".

Además, descartó como una posible salida a la crisis institucional de su país, el adelanto de las elecciones presidenciales por parte del Gobierno de Micheletti.

"Las elecciones en Honduras, si quieren hacerlas mañana, las puede hacer", pero "han sido claros los presidentes en ese sentido, que no van a reconocer ningún sistema político electoral surgido de un régimen de facto", indicó.

Zelaya anunció que regresará a Honduras "en el menor tiempo posible", pero no dio detalles sobre el día o la hora "para no alertar a las fuerzas opositoras que sabemos que son criminales".

"El tiempo corre a nuestro favor, pero no para el pueblo hondureño que está siendo reprimido", señaló Zelaya al hacer un llamamiento a la comunidad internacional para que continúe con las medidas de "aislamiento" al gobierno de facto "con el fin de restablecer el orden constitucional y democrático".

El depuesto gobernante hondureño concluirá su visita a Guatemala mañana, miércoles, a primera hora, y según fuentes del Gobierno, regresará a Nicaragua.

Etiquetas