Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TRAGEDIA EN SUDAMÉRICA

Un terremoto de 8,8 grados deja al menos 214 muertos en Chile y genera un tsunami

La localidad chilena de Concepción fue la más dañada por el seísmo, que dejó sin luz ni agua la ciudad. Las olas de tres metros dejaron tres fallecidos en la isla de Robinson Crusoe, aunque se teme lo peor en Hawai.

Un hombre observa los vehículos sobre un puente destruido, ayer en Santiago.
Un terremoto de 8,8 grados deja al menos 214 muertos en Chile y genera un tsunami
EFE

A las 3.34 de la madrugada de ayer (7.34 hora española) un fuerte seísmo de 8,8 grados sacudió la región centro-sur de Chile, provocando la muerte de 214 personas, la desaparición de 15 y unos 400.000 damnificados, según el último balance oficial de la Oficina Nacional de Emergencias del Gobierno chileno, aunque esta cifra podría aumentar.

Tras el terremoto se perdió el suministro de energía eléctrica en gran parte del país, por lo que las calles quedaron a oscuras. La población salió confundida de sus viviendas como resultado de la alarma que provocó el seísmo. Sin embargo, anoche ya se comenzó a restablecer el servicio eléctrico en algunas zonas, así como el servicio telefónico, interrumpido completamente tras el corrimiento.

"Es de verdad bastante dantesco, acá el movimiento fue realmente fuerte", explicó a Radio Cooperativa Jacqueline van Rysselberghe, alcaldesa de Concepción, una de las ciudades más afectadas. "Los puentes que nos conectan y que atraviesan el río Biobío están con fallas estructurales. Hay dos que se cayeron, uno completamente", dijo al diario 'La Tercera'.

Van Rysselberghe advirtió de un posible incremento del número de víctimas. "La situación es complicada porque no sabemos cuánta gente fallecida hay. Creo que es más de la que se ha dicho", indicó. "Estamos sin agua sin luz. Y esperamos comenzar a repartir agua a la población en camiones cisterna durante la tarde", continuó. Además, expresó que ya se han registrado algunos saqueos a supermercados y a estaciones de servicio.

El terremoto provocó importantes daños en los edificios y las carreteras de gran parte del centro del país e incluso el Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez de Santiago de Chile interrumpió su actividad de salidas y llegadas debido a los daños sufridos en la terminal. Los aviones con destino a Santiago fueron desviados a otros aeropuertos chilenos o argentinos.

También las carreteras del país se encuentran gravemente afectadas por el seísmo, incluida la Ruta 5, arteria principal que comunica de norte a sur todo el país. El tráfico está interrumpido en varios puntos, aunque se diseñaron desvíos provisionales, y el servicio está interrumpido en el Metro de Santiago y en el de Valparaíso.

Por su parte, la ministra de Educación, Mónica Jiménez, anunció que en las regiones en las que se ha declarado zona de catástrofe -desde la Región Metropolitana hacia el sur del país- no se reanudarán las clases hasta el 8 de marzo. El país está finalizando su periodo estival de vacaciones. En el resto del país, las clases empezarán el miércoles, como estaba previsto.

Archipiélago anegado

Otra de las preocupaciones ahora es el tsunami generado por el fuerte seísmo, por lo que se alertó varias islas del Pacífico y costas americanas y asiáticas. Por el momento, las aguas anegaron parte de la costa del archipiélago Juan Fernández, a unos 674 kilómetros al oeste de la costa chilena continental.

El intendente de la Región de Valparaíso, Iván de la Maza, de la que depende administrativamente el archipiélago, explicó que el nivel del mar subió e inundó sectores de la isla Robinson Crusoe, la más grande del archipiélago y la única poblada, en especial el pueblo Juan Bautista. El propio De la Maza confirmó la muerte de tres personas y la desaparición de otras cinco en el archipiélago a raíz de las olas de tres metros de altura y que penetraron hasta 20 metros en la isla. También en la Isla de Pascua, al oeste del Chile continental, se emitió una alerta por posible tsunami. La propia presidenta chilena, Michelle Bachelet, explicó que se había evacuado a la población de las zonas costeras de la Isla de Pascua.

Pero uno de los puntos en los que más se teme la llegada del tsunami es el archipiélago estadounidense de Hawai. El Centro de Alerta de Tsunami para el Pacífico (PTWC) emitió una alerta de maremoto para las islas. Algunas zonas podrían sufrir olas de entre 3 y 4,5 metros de altura, según explicó un portavoz del PTWC, Barry Hirshon.

Sin recursos. Un hombre recoge agua en un cubo, puesto que en algunos puntos de la capital, Santiago de Chile, se cortó el suministro de luz y agua después del seísmo.

Sin hogar. Así quedaron muchos edificios tras el terremoto de ayer. En la imagen, un hombre remueve los escombros de su vivienda en la localidad de Valparaíso.

Carreteras resquebrajadas. Puentes destruidos y carreteras partidas en dos fueron el resultado del seísmo. En la foto, una mujer camina junto a una de las vías de Santiago de Chile, ayer.

Paisaje urbano. A pesar de los escombros que llenaron las calles, los chilenos salieron a la calle en la ciudad de Concepción, la más castigada por el terremoto de ayer.

Etiquetas