Despliega el menú
Internacional

COLOMBIA

"Son salvajes, han hecho sufrir a mis hijas"

Los cuatro rehenes de las FARC liberados el domingo se fundieron en abrazos con sus familiares a su llegada al aeropuerto militar de Catam, en Bogotá.

El sargento Delgado, aún con cadenas, abraza a su familia.
"Son salvajes, han hecho sufrir a mis hijas"
M. DUEñAS/EFE

Los cuatro militares colombianos que fueron rescatados por las Fuerzas Armadas de Colombia se reencontraron ayer con sus familiares en Bogotá tras permanecer en la selva 12 años cautivos de las FARC. A su llegada a Bogotá, en la pista del aeropuerto militar de Catam, el general Luis Mendieta y los coroneles Enrique Murillo y William Donato Gómez, todos de la Policía, así como el sargento del Ejército Arbey Delgado, se fundieron en estrechos abrazos con sus allegados.

Algunos de los liberados, entre ellos el sargento Delgado, aún llevaban las cadenas con las que las FARC los mantenían en los bosques del sur del país.

Los militares dijeron que la operación fue "impecable" y se lo agradecieron al presidente colombiano, Álvaro Uribe. Habían pasado los últimos 16 meses sin radio, "aislados del mundo", y hace un mes les grabaron en vídeo unas pruebas de vida que al parecer estaban a punto de salir a la luz.

Los cuatro secuestrados estaban custodiados por seis guerrilleros rasos, liderados por el cabecilla, alias 'Jesús', y su compañera sentimental, quienes "cuando comenzaron los disparos salieron corriendo del campamento hacia diferentes sitios de la selva", dijo Mendieta.

El sargento Delgado, abrazado a sus dos hijas, recordó que tenía 29 años cuando fue secuestrado y hoy tiene 41 cumplidos. "Ellos son unos salvajes, han hecho sufrir a mis hijas, yo no las conocí y hoy las veo señoritas", aseveró, antes de dar las gracias a Uribe, a las fuerzas militares, que, según dijo, hicieron una "operación limpia".

A su vez, el coronel Gómez, a quien el Ejército buscó el domingo y lo encontró ayer, agradeció también, aún con cadenas al cuello, su libertad. "Ojalá las FARC logren entender que esa lucha que ellos llevan (...), que busca una salida no se hace con bombas ni se hace masacrando, ojalá tomen una decisión grande y suelten a todos los secuestrados", añadió.

Etiquetas