Despliega el menú
Internacional

PRIMER MINISTRO ITALIANO

Silvio Berlusconi dice que la mayoría de los italianos querría ser como él

'Il Cavaliere' ha concluido que, como en la actualidad el 70% de los ciudadanos valora positivamente su acción en el Gobierno, le votan y le aprecian, "la mayor parte de los italianos" querrían ser como él.

"Se reconocen en mí y en como me comporto". Así de seguro se ha mostrado el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, al asegurar que "la mayor parte de los italianos" querrían ser como él. A esta conclusión ha llegado en una entrevista televisiva tras preguntarse a sí mismo por qué tantos italianos le votan y aprecian.

Berlusconi, que lleva en el poder desde mediados de 2008, ha asegurado que en la actualidad, el 70% de los ciudadanos valora positivamente su acción en el Gobierno y que, por tanto, su grado de consenso entre la población es bastante elevado.

El 'premier' también se ha referido a las polémicas con la Iglesia, sobre las que ha asegurado que tanto sus relaciones personales como las de su Gobierno son "excelentes" y que se consolidarán todavía más en los próximos meses.

"La defensa que nuestro Gobierno ha realizado de algunos principios básicos", y que "están en la base de la doctrina católica", tales como "la defensa de la vida humana y de la familia", son los que "demuestran esta excelencia", ha explicado.

De esta forma, 'Il Cavaliere' ha querido aclarar que no ha habido ninguna ruptura con el Vaticano. Y para demostrarlo, ha asegurado que en los próximos meses su Gobierno va a dar prioridad a algunas "cuestiones importantes" para la Iglesia, tales como la aprobación de la ley sobre el testamento vital.

En las últimas semanas, las relaciones entre el Ejecutivo de centro-derecha y la Iglesia se habían deteriorado y tuvieron como clímax la dimisión del director del diario de los obispos, Dino Boffo, a causa de los ataques que le había dirigido el diario 'Il Giornale', perteneciente a la familia Berlusconi.

 

Desde entonces, los medios han subrayado la voluntad de Berlusconi de devolver la normalidad a las relaciones con la Iglesia, teniendo en cuenta que muchos de los votantes de centro-derecha son católicos.

Etiquetas