Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

AFGANISTÁN

Sarkozy destaca la labor "indispensable" de los soldados franceses en Afganistán

Los talibanes tendieron una emboscada al convoy en el que viajaban los soldados franceses de la ISAF. En el combate, registrado en el distrito de Surobi, 27 insurgentes murieron o resultaron heridos

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, destacó la misión "indispensable" que las tropas de su país acometen en Afganistán y les pidió que "levanten la cabeza" tras el duro golpe sufrido esta semana, cuando una emboscada talibán acabó con la vida de diez de ellos. El jefe de Estado francés llegó a Kabul para levantar la moral de sus tropas, que han sufrido el peor ataque de toda su misión en Afganistán como parte de la Fuerza de Asistencia para la Seguridad (ISAF).

"¿Por qué estamos aquí?. Porque aquí se juega una parte de la libertad del mundo. Aquí se libra el combate contra el terrorismo", declaró el presidente en un discurso a los soldados. Tras su llegada a Kabul a primera hora de la mañana, Sarkozy acudió a la capilla ardiente levantada en el campamento Warehouse de la ISAF, al este de Kabul, para a rendir tributo a los diez soldados franceses fallecidos en la emboscada.

Posteriormente, visitó en el hospital de la misma instalación a los diez heridos que siguen ingresados en él, tras el traslado a París de once de ellos. Sarkozy departió con soldados de la unidad atacada y se entrevistó con el comandante de la ISAF en la región de Kabul, el general francés Michel Stollesteiner, y con el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, antes de abandonar el país. "El trabajo que hacéis aquí es indispensable", dijo el presidente a los soldados, cuyo "duelo" compartió y a los que trasladó la conmoción que "todos los franceses" comparten por el golpe sufrido en Afganistán.

Pero Sarkozy también reiteró la determinación de su país de continuar en Afganistán. "Este acto cobarde no sólo no tendrá ningún efecto en nuestra cooperación con Afganistán, sino que fortalecerá nuestra determinación en la lucha contra el terrorismo", manifestó el líder galo, según el comunicado difundido a la prensa por la Presidencia afgana.

Karzai, por su parte, expresó a Sarkozy sus condolencias, según el comunicado. Sarkozy recordó el envío de refuerzos a Afganistán, 700 hombres que serán destacados en la provincia de Kapisa, en un distrito cercano al de la emboscada de esta semana, según una fuente militar consultada por Efe.

El refuerzo fue enviado a petición de Estados Unidos, que reclamó una mayor contribución de sus aliados en el conflicto afgano en un año en que la insurgencia talibán ha demostrado su capacidad de golpear más allá del tercio sudoriental del país.

La emboscada a las tropas francesas, acompañadas de soldados afganos y estadounidenses durante una misión de reconocimiento, tuvo lugar el pasado lunes por la noche en el distrito kabulí de Surobi, a unos 60 kilómetros al este de Kabul, una provincia que hasta ahora se consideraba de las más "seguras" en Afganistán.

En la emboscada, lanzada por un centenar de insurgentes, murieron nueve soldados galos. Siguió un duro combate que duró hasta el día siguiente, cuando falleció el décimo soldado. Sus cadáveres serán repatriados hoy a Francia.

Veintiún efectivos franceses resultaron heridos en el combate, en el que, según el Ministerio afgano de Defensa, murieron al menos 13 talibanes y 14 fueron heridos.

También el lunes y el martes, los insurgentes lanzaron sendos ataques suicidas contra una base estadounidense de la ISAF en la provincia oriental de Khost, en los que fallecieron al menos 12 civiles.

Hoy se registraron combates en Khost, donde un grupo de insurgentes atacó a trabajadores de una compañía constructora en el distrito de Alishir e hirió a un guarda de seguridad.

Tropas afganas y estadounidenses acudieron a la zona y acabaron con la vida de diez talibanes, dijo a Efe el jefe de la Policía provincial, Abdul Qayum Baqizoy.

En un comunicado, la ISAF informó posteriormente de "una docena de insurgentes" muertos en el enfrentamiento. Además, otros nueve insurgentes, entre ellos varios extranjeros, murieron y más de diez resultaron heridos en un bombardeo estadounidense registrado en la cercana provincia de Paktya, aseguró el jefe de la Policía provincial, Esmatulah Alizai.

También hoy, un soldado de la coalición que EEUU comanda en Afganistán -y que opera al margen de la ISAF- murió al ser atacada una patrulla en el oeste afgano, informó sin dar más detalles la comandancia estadounidense.


Etiquetas