Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ORIENTE PRÓXIMO

Rice critica la colonización israelí durante su visita a Cisjordania

"Lo que necesitamos ahora son medidas que refuercen la confianza entre las partes y todo aquello que pueda socavar esta confianza, debe evitarse", afirmó Rice. "De hecho, las fronteras del Estado palestino y de Israel serán determinadas mediante un acuerdo", subrayó.

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, de visita en Israel, criticó este martes la colonización hebrea y, según los palestinos, expuso "nuevas ideas" para hacer avanzar el plan de paz. "Pienso que no es un secreto: he dicho a mis interlocutores israelíes que no creo que la colonización ayude al proceso" de paz, afirmó la jefa de la diplomacia estadounidense en una rueda de prensa conjunta con su homóloga israelí, Tzipi Livni, en Jerusalén, poniendo en evidencia sus diferencias sobre la colonización en Cisjordania.

"Lo que necesitamos ahora son medidas que refuercen la confianza entre las partes y todo aquello que pueda socavar esta confianza, debe evitarse", afirmó Rice. "De hecho, las fronteras del Estado palestino y de Israel serán determinadas mediante un acuerdo", subrayó Rice.

Livni estimó en cambio que el proceso de paz no se veía "afectado por las actividades de colonización". "La política del gobierno israelí no es agrandar las asentamientos, construir otros o confiscar tierras palestinas", aclaró Livni.

Poco antes de la rueda de prensa, el movimiento israelí pacifista "La paz ahora" difundió un informe según el cual la construcción de viviendas en las colonias israelíes de Cisjordania se duplicó, prácticamente, desde principios de 2008 con respecto al mismo periodo de 2007. Más de la mitad (55%) están ubicadas al este de la barrera de separación, es decir fuera de los grandes bloques de colonias que Israel pretende anexionar en el marco de un acuerdo de paz con los palestinos.

Tras la rueda de prensa con Livni, Rice se reunió con el primer ministro israelí Ehud Olmert (implicado en un presunto caso de corrupción) por primera vez desde que éste anunciara a fines de julio que renunciará a su cargo. Rice se entrevistó luego con el presidente palestino, Mahmud Abas, en la ciudad cisjordana de Ramalá.

Según Abas, la colonización es "un obstáculo mayor" en el camino de la paz, aunque estimó que las negociaciones con Israel podían alcanzar su objetivo. "La ausencia de resultado hasta ahora no es sinónimo de fracaso, pero esto tiene que reforzar nuestra determinación para conseguir la paz", afirmó. "Los esfuerzos destinados al proceso de paz no fueron en vano. Si hubiera sido el caso, habríamos terminado las negociaciones", añadió.

Según su portavoz, Nabil Abu Rudeina, Abas examinó con Rice "nuevas ideas" para hacer avanzar las conversaciones.

"Nuevas ideas, que la administración estadounidense presenta por primera vez, han sido debatidas en el encuentro entre el presidente Abas y la secretaria de Estado", agregó. "Las próximas semanas serán decisivas para el proceso de paz. Nos encontramos en un momento importante y los esfuerzos y las reuniones van a continuar para construir las ideas expuestas hoy por primera vez", concluyó, sin dar más precisiones.

Documento común

Un alto responsable palestino declaró que palestinos, israelíes y la administración estadounidense intentaban alcanzar "un documento común" que podría hacerse público durante el encuentro entre el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y Abas, previsto el 21 de septiembre en Nueva York.

Se trata de la 18ª visita de Rice a la región en dos años y su séptima desde la reanudación de las negociaciones israelo-palestinas de Annapolis (Estados Unidos), en noviembre de 2007.

Esas negociaciones se proponían desembocar este año en un acuerdo de paz, pero hasta ahora no han avanzado demasiado, pues tropiezan en particular con la colonización israelí en Cisjordania y en la región de Jerusalén.

El lunes, poco antes de la llegada de Rice, Israel liberó a 198 presos palestinos, entre éstos dos de los más decanos, en un gesto hacia Abas, que la responsable de la diplomacia estadounidense calificó de "muy buen paso".

Etiquetas