Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ESTADOUS UNIDOS

Obama centra el presupuesto de EE. UU. en Educación y en la reducción del déficit fiscal

Su propuesta promete abrir un nuevo enfrentamiento con los republicanos, que controlan la Cámara de Representantes.

Obama, en comparecencia de prensa
Obama recuerda que es el principio de la transición
AFP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó ayer una propuesta de presupuesto federal de 3,73 billones de dólares (2,76 billones de euros) que aumenta las partidas para investigación y educación, pero que recorta programas muy apreciados por la Casa Blanca para reducir el déficit a medio plazo.

La propuesta promete abrir un enfrentamiento con los republicanos, que controlan la Cámara de Representantes en el Congreso y reclaman medidas de ahorro presupuestario más duras que las presentadas ayer. Los legisladores, de hecho, comenzarán hoy a examinar recortes por valor de 61.000 millones de dólares (45.234 millones de euros) al presupuesto ya aprobado para este año.

El proyecto presupuestario que hizo público ayer la Casa Blanca contempla un déficit fiscal de 1,64 billones (1,21 billones) para el año fiscal 2012, un máximo histórico.

Pero al mismo tiempo, la Casa Blanca calcula que sus propuestas permitirán un ahorro de 1,1 billones de dólares en diez años y que, si se cumplen sus previsiones, el déficit podrá comenzar a recortarse de manera drástica a partir del año próximo, cuando se calcula que la recuperación económica ya será generalizada.

Tras su llegada a la Casa Blanca, Obama había prometido reducir a la mitad el déficit presupuestario al final de su mandato de cuatro años, lo que supondría dejarlo en 768.000 millones de dólares (569.534 millones de euros) para 2013.

En una visita a una escuela de Baltimore, en el estado de Maryland, Obama aseguró que para atajar el déficit su propuesta presupuestaria recorta programas que le importan «mucho» pero cuya eliminación es necesaria para «cumplir» su palabra «sobre disciplina fiscal».

La propuesta enviada al Congreso aumenta, al mismo tiempo, algunas partidas en educación e inversión en tecnología, aspectos que Obama considera imprescindibles para aumentar la competitividad del país, y por ende mantener su posición como primera economía mundial, en las próximas décadas.

Red de alta velocidad

Así, se destinan 50.000 millones de dólares (37.088 millones de euros) a las inversiones en transporte, parte de ellas para la construcción de una red de ferrocarril de alta velocidad.

Al mismo tiempo, se eliminan programas que contaban con grandes simpatías entre los demócratas y la Casa Blanca, como ayudas a las familias más pobres para pagar las facturas de energía.

«Es absolutamente necesario que vivamos de acuerdo a nuestros medios», pero al mismo tiempo «no podemos sacrificar nuestro futuro», declaró el presidente estadounidense, al explicar su presupuesto.

En su discurso, Obama lanzó un llamamiento a los legisladores demócratas y republicanos a colaborar para pasar adelante esta medida presupuestaria. En una carta que acompaña a la propuesta enviada al Congreso, Obama afirmó que su plan trata de equilibrar la reducción del déficit fiscal y las inversiones para aumentar la competitividad.

Sin embargo, no ataja recortes en áreas como la Seguridad Social o la Defensa, identificadas por su Comisión Fiscal como aquellas más onerosas para el déficit y donde sería necesario efectuar las mayores reducciones.

Etiquetas