Despliega el menú
Internacional

AFGANISTÁN

Mueren 41 personas en un atentado contra la embajada india en Kabul

El ataque se produjo cuando un suicida se hizo estallar a bordo de un coche en un área céntrica y concurrida.

Al menos 41 personas, la mayoría civiles, murieron en un atentado con coche-bomba contra la embajada de la India en pleno centro de Kabul, el más sangriento registrado este año en la capital afgana.

Cinco de las víctimas mortales trabajaban en la embajada atacada, pero la mayoría eran civiles afganos, incluidos niños y mujeres, que hacían cola en la puerta para conseguir un visado, según distintas fuentes oficiales.

Un portavoz del Ministerio afgano del Interior consultado dijo que el ataque causó la muerte de 41 personas, entre ellas seis policías afganos, y heridas a un centenar. El atentado se produjo hacia las 08.30 de la mañana hora local cuando la embajada estaba abriendo sus puertas al público y la zona estaba llena de gente que acudía a sus trabajos.

El suicida, a bordo de un vehículo, accionó los explosivos en la puerta principal de la legación, situada enfrente del Ministerio afgano del Interior, explicó el portavoz afgano de Defensa, el general Zahir Azimi. Según una versión difundida por la prensa en Nueva Delhi, en el momento del ataque estaba accediendo al recinto el vehículo del agregado militar, pero una fuente de Exteriores consultada por Efe dijo no poder confirmar los detalles del atentado.

El ministro indio de Exteriores, Pranab Mukherjee, informó en rueda de prensa en Nueva Delhi transmitida en directo por el canal de televisión NDTV que el atentado causó la muerte a cinco miembros de la sede diplomática.

Los fallecidos son el agregado militar, R.D Mehta, y el consejero de asuntos políticos, Venkat Rao, así como de dos miembros del equipo indio de seguridad y un empleado afgano de la embajada.

El cuerpo del consejero de asuntos políticos salió disparado hacia el tejado de la embajada debido a la intensidad de la explosión, que destrozó las puertas y dañó varios inmuebles tanto del recinto diplomático como de las proximidades, y se oyó en todo Kabul. "Una gran parte de nuestro edificio ha quedado devastada", describió un miembro de la legación a la agencia IANS.

También fallecieron siete afganos del equipo de vigilancia que custodiaba la sede diplomática, donde otros tres empleados resultaron heridos, según la agencia india PTI.

Noventa de los heridos fueron ingresados en distintos hospitales kabulíes, mientras otros 51 fueron dados de alta tras recibir asistencia, dijo el portavoz del Ministerio afgano de Sanidad, Abdullah Fahim.

Cientos de efectivos de seguridad y equipos de rescate acudieron de inmediato a la embajada, cuyo personal fue evacuado, entre ellos el embajador, Jayant Prasad, quien resultó ileso.

Aunque uno de los portavoces principales de los talibanes, Yousif Ahmadi, asumió la autoría del acto terrorista; el otro, Zabiullah Mujahid, le desmintió.

 

Aparente alusión a Pakistán

El Ministerio del Interior de Afganistán dijo que el ataque había sido perpetrado por "terroristas en cooperación con servicios de inteligencia de la región", en aparente alusión a Pakistán. El presidente afgano, Hamid Karzai, manifestó que este "abominable acto de terrorismo" es "obra de países que no desean buenas relaciones entre Afganistán y la India", Estados ambos enfrentados a su vecina Pakistán.

Tras el ataque, el ministro afgano de Exteriores, Rangin Dafdar Spanta, acudió a la legación india a expresar sus condolencias y reiteró la determinación de Afganistán de mantener sus buenas relaciones con la India.

Pakistán, por su parte, rehusó comentar las veladas acusaciones a sus servicios secretos y emitió un comunicado de condena del atentado.

"El Gobierno de Pakistán no piensa comentar este tipo de insinuaciones", dijo a Efe el portavoz paquistaní de Exteriores, Mohammad Sadiq.

"Hemos manifestado nuestra repulsa y no tenemos nada que decir respecto a las declaraciones provenientes del Gobierno afgano", añadió.

El ministro Mukherjee condenó el "cobarde" ataque a la legación de su país y anunció el inmediato envío de un equipo a Kabul para "analizar la situación de emergencia" de su representación diplomática.

En un comunicado, el portavoz indio de Exteriores, Navtej Sarna, deploró el acto terrorista pero mantuvo que no disuadirá a la India en el "cumplimiento de sus compromisos con el Gobierno y el pueblo de Afganistán".

Etiquetas