Despliega el menú
Internacional

EX PRIMER MINISTRO DE LÍBANO

"Entre Israel y el Líbano hay un estado de guerra"

En su reciente visita a España, el político se mostró partidario de laicizar las instituciones políticas para estabilizar el país.

El Líbano, un estado confesional de gobiernos compartidos entre distintas facciones, tuvo hasta los años setenta un gran desarrollo económico. El equilibrio político- religioso de la Suiza de Oriente Próximo se rompió por la guerra civil entre las distintas facciones religiosas: maronitas, drusos, chiitas o suníes; alimentada por factores externos. El ex primer ministro del Líbano Miche Aoun se muestra partidario de laicizar las instituciones políticas para lograr la estabilidad del país además de pedir que no haya injerencias externas.

¿Cómo son las relaciones entre Israel y Líbano en estos momentos?

No hay relación entre los dos países, es un estado de guerra.

¿Qué se puede hacer para que esto cambie?

Israel debe cambiar de política. Desde hace 60 años cada vez que hay un problema Israel saca sus armas. Ha desestabilizado varias veces la región, pero nunca ha hecho nada por la paz.

¿Puede la Administración Obama presionar a Netanyahu para que haya cambios en ese sentido?

Lo que ha hecho Obama es acercarse a los árabes y está en la línea de demarcación entre las dos partes, pero debe hacer un esfuerzo para que Israel cambie de política.

Israel comenta que Siria proporciona misiles a Hezbolá. ¿Cómo es la relación entre Siria y el Líbano?

La relación con Siria es buena, pero cada uno en su casa. Hay un problema común con Israel, que ocupa los Altos del Golán y una parte del territorio libanés. La solución de esos problemas van de la mano.

¿Usted ha comentado que a Israel no tiene que importarle que Hezbolá tenga o no misiles Scud?

No he dicho que no le moleste a Israel, pero tenemos derecho a tener armas para defender nuestro país.

¿No debería ser el Ejército libanés y no la milicia islámica quien tuviera las armas en su propio país?

El Ejército libanés es insuficiente y no puede replicar al Ejército de Israel. Su misión es la de guardar la calma en la frontera. Y la resistencia es para aguantar en caso de invasión de nuestro territorio. Hezbolá es inofensiva, no ataca a Israel pues son ellos los que atacan y el Partido de Dios resiste.

¿Es Hezbolá un factor de desestabilización del país debido al apoyo y financiación de Irán?

La resistencia no tiene una misión interior solo en caso de invasión del territorio libanés, que es cuando actúa. El Ejército y las Fuerzas de Seguridad son las responsables de lo que pasa en el país. En Beirut no ves gente de Hezbolá ni tampoco en la frontera, son gente que trabaja en el campo.

¿Debería convertirse en partido político con funciones solo civiles y dejar su brazo armado?

Es un partido político con una rama de resistencia nacional.

¿Qué opinión le merece el líder del Partido de Dios, el jeque Hassan Nasrallah?

Es un gran líder, serio, franco y muy valiente. Tiene un liderazgo excepcional.

¿No considera que Hezbolá es un grupo terrorista como reconocen seis países en el mundo?

La calificación terrorista de Hezbolá es política pero no real, porque Hezbolá y su resistencia no han cometido actos terroristas, lo único que han hecho es defender a su país en su propio territorio.

Pero Hezbolá ha lanzado cohetes y misiles sobre territorio israelí.

Pero Israel había destruido previamente todas las infraestructuras del Líbano antes de que Hezbolá lanzase cohetes a Israel.

La Finul está para mantener la paz en el Líbano, pero ¿podría plantearse el desarme de Hezbolá?

Tenemos que llegar a un acuerdo con Hezbolá, pero para eso hay que liberar los territorios ocupados y resolver el problema palestino en territorio libanés. Las armas y Hezbolá son consecuencia de la ocupación del Líbano.

¿Cuál puede ser el papel de España ahora que lidera la Finul?

Lo que España puede hacer ya lo está haciendo con su participación en la Finul y con un buen mandato de las fuerzas allí desplegadas desde hace 24 años. Hay que dar tiempo para revitalizar el proceso de paz en la región.

Ustedes acogen a unos 400.000 palestinos en su territorio. ¿Ve posible reactivar las negociaciones entre palestinos e israelíes?

Durante 62 años hemos acogido a los palestinos, pero es hora de que la comunidad internacional halle una solución a través de la ONU.

¿Qué le parece que Irán pueda obtener el arma nuclear?

Soy partidario del desarme total de la humanidad. Hay que prohibir las armas nucleares y limpiar el mundo de armas.

¿Qué se puede hacer para que el Líbano sea país estable?

Adoptar una política de no injerencia. Hemos sido instrumentalizados en guerras para desestabilizar la región. Los libaneses somos conscientes de eso y hemos llegado a un acuerdo para evitarlo.

¿No sería mejor laicizar las instituciones políticas para lograrlo?

Ese es mi objetivo en el Líbano, pero no debe ser un proceso impuesto sino algo cultural a lo que la gente se vaya adaptando. Sin embargo, hay sectores religiosos muy duros que no dejan hacer leyes ni un estado civil laico. Algunos cristianos y musulmanes estamos haciendo esfuerzos para adaptar esta política a la sociedad.

¿Cómo está la situación de los cristianos en su país? En los años cincuenta había una mayoría cristiana y actualmente rondarán el 40%. ¿A qué se debe?

Todas las comunidades han descendido en población. El año pasado descendió más el número de musulmanes que el de cristianos por el paro y la situación económica. Creo que estamos en un momento de renacimiento cristiano en Oriente Próximo.

Últimamente, los cristianos maronitas han vendido tierras del sur del Líbano a chiitas, ¿es cierto?

Que sean sunitas o chiitas es lo normal en el sur pero también sucede a la inversa. Nosotros luchamos contra la venta de tierras a extranjeros, pero que la propiedad pase de una comunidad religiosa a otra no nos preocupa.

Etiquetas