Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

COLOMBIA

Luz verde a la reelección de Uribe

Luz verde a la reelección de Uribe
Luz verde a la reelección de Uribe
EFE/Leonardo Muñoz

El Congreso colombiano, tras arduos y largos debates, dio luz verde al referéndum que permitiría al presidente Álvaro Uribe presentarse a una segunda reelección. Con 85 votos a favor, solo uno más de los necesarios, y cinco en contra los diputados gubernamentales celebraban la victoria, la oposición denunciaba la pérdida de la transparencia y los aspirantes a la presidencia comenzaron a reajustar posiciones por si el mandatario decide aspirar a repetir mandato el año próximo.

Solo falta que la Corte Constitucional revise y avale que el trámite, iniciado en 2008 con el apoyo de más de cuatro millones de firmas, cumple los requisitos legales para que la ciudadanía se pronuncie sobre el cambio del artículo 127 de la Constitución para que un presidente pueda ser reelegido hasta tres veces consecutivas. Después el presidente deberá sancionarlo. Por último, deberá ser votado por el 25 % del padrón, unos 8 millones de personas.

Mientras tanto, entre estornudo y estornudo provocados por la gripe A, Uribe continúa callando -el que calla otorga, dicen- sus intenciones de presentarse a las elecciones de mayo del 2010. Ha dicho hasta la saciedad que no desea perpetuarse en el poder, pero días atrás pidió a los legisladores 'uribistas' acelerar el trámite en el Parlamento. Le han cumplido y en su entorno dan por seguro que, vencidos los impedimentos legales, volverá a intentarlo.

Tras doce horas de sesión y una vez estuvo la ley aprobada, los diputados 'uribistas' y miembros del Gobierno expresaron su alegría por el resultado entre gritos y abrazos. "Estoy muy contento", dijo el ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio, al tiempo que aclaraba que "el referendo se tramitó conforme a la Constitución".

El ministro destacó que las denuncias sobre la inconstitucionalidad de la ley aprobada provinieron de "personas sin capacidad ideológica para oponerse". Señaló, igualmente, que habían pedido a los organismos de control que investigaran todas las sindicaciones que se hicieron".

Críticas de la oposición

En cambio, los adversarios del mandatario se quejaban amargamente del resultado, hablaban de "dictadura" y recordaban que en la anterior reforma constitucional (2006) dos diputados, actualmente sancionados, vendieron su voto a cambio de prebendas, y denunciaron que esta vez ha pasado lo mismo, algo que el ministro Valencia negó: "con esta aprobación se consolidó la democracia en Colombia, sin ninguna duda. El Congreso, especialmente la Cámara, ha interpretado el sentimiento mayoritario de los colombianos".

También entre los precandidatos presidenciales la idea de volver a competir con Uribe provoca urticaria. Para Gustavo Petro, del Polo Democrático, se compraron congresistas y eso ha permitido cambiar la Constitución para crear "una dictadura en Colombia".

El senador Petro comparó a Uribe con su colega venezolano Hugo Chávez. "Desde el punto de vista formal no se diferencian en nada", expresó. Y agregó: "Uribe terminará manejando la Corte Suprema de Justicia y la Corte Constitucional es la muestra más clara de que Colombia va camino a la dictadura total".

El aspirante independiente Lucho Garzón, afirmó que "a partir de ayer la política es otra", porque deben pensar en un Uribe candidato que cierra el paso a otros posibles postulantes del uribismo. En esa situación estaría el ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien expresó sus ambiciones presidenciales pero aseguró que si su ex jefe se presentaba lo apoyaría.

Otro de los pretendientes a la presidencia, Sergio Fajardo, aseguró que "en la aprobación del referendo la palabra transparencia no aparece", pero dijo que seguirá adelante con sus planes.

De las pocas que pensaban que el referéndum aún pudiera no salir era la ex magistrada de la Corte Constitucional, Clara Inés Vargas.

A su juicio, los 9 magistrados del alto tribunal, tres 'uribistas', tres opositores y tres indecisos, deberán "preocuparse de la forma y del fondo de esta ley" y verificar si "con esta reforma vamos a quedar con una Constitución distinta (...) No veo imposible, pero sí difícil que el referendo pase", puntualizó.

Etiquetas