Despliega el menú
Internacional

HUELGA GENERAL EN GRECIA

Los sindicatos griegos plantan cara al gobierno de Papadimos por los recortes

Poco ha durado el crédito del que pretendía disfrutar el nuevo ejecutivo de unidad, pues apenas hace veinte días que asumió el poder y ya se ha encontrado con su primera huelga general, la séptima del año.

Varios manifestantes en la plaza Sintagma de Atenas
Los sindicatos griegos plantan cara al gobierno de Papadimos por los recortes
AFP

Los sindicatos de Grecia plantaron cara al Gobierno de unidad, presidido por el ex vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) Lukás Papadimos, con una huelga general que paralizó parte del país en protesta contra la política de austeridad y ahorro presupuestario.

Poco ha durado el crédito del que pretendía disfrutar el nuevo ejecutivo de unidad -a pesar de que las encuestas señalan que la mayoría de la población lo apoya- pues apenas hace veinte días que asumió el poder y ya se ha encontrado con su primera huelga general, la séptima del año.

"El Gobierno ha cambiado pero las políticas siguen siendo las mismas: injustas, inmerecidas e ineficientes y que cargan todo el peso en los empleados, los pensionistas y los parados", criticó hoy Yanis Panagopulos, presidente de la Confederación General de Trabajadores de Grecia (GSEE).

La GSEE y la Confederación de las Asociaciones de Funcionarios (ADEDY) llamaron a la huelga general en protesta por las medidas de austeridad que se han aprobado hasta ahora y a los nuevos recortes que se prevén en el presupuesto para 2012.

El gabinete de Papadimos se reunió para discutir nuevas reformas -entre las que se encuentran más recortes salariales y de pensiones y la liberalización de profesiones cerradas a la libre competencia- con las que pretenden colmar las peticiones de sus acreedores internacionales.

Aunque el primer ministro no quiso dar detalles, reconoció que las negociaciones con la banca y los fondos de inversión para la condonación voluntaria de un 50% de la deuda en manos de estos acreedores están siendo "difíciles".

De ahí que muchos griegos sientan que ellos están siendo quienes pagan las consecuencias de la debacle financiera, por lo que la pancarta que presidió la manifestación de Atenas fue: "¡Que paguen los culpables y los evasores fiscales!¡No nosotros!".

La ONG Transparencia Internacional hizo público hoy un informe en el que suspende a Grecia por su incapacidad para luchar contra la corrupción y el fraude fiscal.

El país heleno se encuentra solo en el puesto 80 entre 183 estados, junto a Colombia, Marruecos y Perú, además de ser penúltima de la Unión Europea, sólo por delante de Bulgaria.

"Las nuevas medidas no son nuevas, son la continuación de las que llevó a cabo el anterior gobierno. Vamos a peor", dijo a Efe el periodista Stamatis Nikolopulos, del diario 'Eleftherotypia', cuyos 850 trabajadores llevan cuatro meses sin cobrar.

En su familia, dice, no pasa un día sin que una persona cercana engrose la cola del paro e incluso a su mujer, también periodista, la han amenazado con tener que aceptar la reducción de un 20 % de su salario o, en caso contrario, ir al despido.

"No estoy de acuerdo con las medidas de este Gobierno, que además nadie ha elegido. Carece de legitimidad", criticó la jubilada Eleni, que ha visto reducida su mensualidad en un 25 % y que hoy salió a la calle para expresar su malestar.

Según datos de GSEE, la participación en la huelga rondó el 90 % en diversos sectores donde la afiliación sindical es alta, como la construcción, las empresas industriales y el transporte marítimo, así como Correos y las empresas públicas.

En la banca y el comercio el seguimiento fue mucho menor, según pudo comprobar Efe en el centro de Atenas, mientras que en la educación y la judicatura fue desigual.

Según la policía, unas 12.000 personas participaron en la principal marcha de protesta en el centro de Atenas.

Los medios de comunicación elevaron la participación hasta cerca de 20.000 personas.

Con todo, el seguimiento de la huelga fue menor que en paros anteriores y a diferencia del pasado apenas se produjeron violentos disturbios.

Etiquetas