Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

NUEVA LEY

Los militares de EE. UU. podrán salir del armario

Tras la aprobación de la iniciativa en la Cámara de Representante, sólo resta que el presidente, Barack Obama, la convierta en ley para hacerla efectiva.

El Senado ha votado este sábado a favor de revocar la llamada política 'Don't Ask, Don't Tell' ('No Preguntes, No lo Cuentes') que prohíbe a los militares homosexuales dar a conocer su condición sexual.

La revocación de esta ley, impulsada por Obama, ha sido aprobada por 65 votos a favor y 31 en contra, apenas una semana después de que el bloque republicano en el Senado frustrara una medida similar, al considerar que no había tiempo suficiente para negociar una nueva norma sobre la materia.

"No me importa a quién ames. Si amas bastante a este país para arriesgar tu vida por él, no deberías tener que esconder quién eres", argumentaba al inicio del debate el senador demócrata Ron Wyden.

La derogación ha sido aprobada con el voto favorable de algunos republicanos, pero otros rechazan la medida por coincidir con una etapa de guerra. "En medio de un conflicto militar, no es el momento de hacerlo", indicó el senador Saxby Chambliss, republicano por Georgia.

Esta medida histórica, comparada por algunos al fin de la discriminación racial en el Ejército, es una de las últimas iniciativas que aprobará el Congreso en su actual configuración, con mayoría demócrata, ya que en enero comenzará a funcionar el de mayoría republicana surgido de las elecciones legislativas de noviembre.

Al menos 13.000 militares, entre hombres y mujeres, han sido expulsados de las Fuerzas Armadas estadounidenses por violar esta política de silencio, que permite a los homosexuales servir en el Ejército siempre que mantengan en secreto su orientación sexual. La norma fue implantada en 1993, bajo la presidencia de Bill Clinton.

Etiquetas