Despliega el menú
Internacional

CARTA ABIERTA A OBAMA

Los dirigentes de Europa del Este acusan a Obama de marginar la región

Europa del Este, que mantuvo una relación política privilegiada con George W. Bush, no está satisfecha con el camino emprendido por el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Considera que la nueva Administración estadounidense margina los intereses políticos y geoestratégicos de los países poscomunistas europeos en aras de mejorar la relación con Rusia.

El descontento del Este europeo ha quedado plasmado en una carta abierta a Obama que cuenta con la firma de 22 líderes poscomunistas, entre los que se encuentran dos ex presidentes de Polonia, el conservador Lech Walesa y el socialista Aleksander Kwasniewski; el de Checoslovaquia y Chequia, Vclav Havel; así como los ex jefes de Estado de Lituania, Valdas Adamkus; Rumania, Emil Constantinescu; Eslovenia, Michail Kovacz, y Letonia Vaira Vike.

Entre los signatarios de la carta, que fue hecha pública hoy, figuran antiguos jefes de Gobierno y ministros e intelectuales del ex bloque soviético conocidos por sus simpatías pro-norteamericanas.

La carta lamenta que, a veces, nos parece que la política de Estados Unidos en esta región ha sido tan exitosa que muchos funcionarios norteamericanos han llegado a la conclusión de que nuestra región no requiere más esfuerzo y que se pueden concentrar en otras cuestiones estratégicas. Los firmantes, que recuerdan a Obama que son fieles aliados de Washington, le dicen que han escrito esta carta porque "nos preocupa profundamente el futuro de Europa Central y Oriental, y nuestras naciones están profundamente en deuda con los Estados Unidos. Muchos de nosotros conocemos de primera mano la importancia de su apoyo por nuestra libertad e independencia".

Los firmantes de la carta le sugieren a Obama que mantenga una política de firmeza frente a Rusia, país al que muchos dirigentes del Este siguen considerando como una amenaza, mientras que los líderes del Oeste de la UE se decantan por los negocios y las buenas relaciones políticas con los amos del Kremlin.

Escudo antimisiles

La nueva administración de Obama "ajusta sus prioridades en política exterior", y, según los autores de la carta, "desatiende al Este de Europa". Ponen, como ejemplo, la decisión, en tiempos de Bush, de construir un escudo antimisiles en Polonia y Chequia para hacer frente a supuestos ataques terroristas de países como Irán y Corea del Norte. "El proyecto ha sido congelado por la nueva Administración demócrata estadounidense. Este caso se convirtió en un símbolo de la credibilidad de América. Si se retira el proyecto o se hacen demasiadas concesiones a Rusia sin consultar a Polonia y la República Checa, esta decisión podrá socavar la credibilidad de los Estados Unidos", señala la carta abierta.

Los firmantes de la misiva consideran que en Estados Unidos "ha surgido una nueva generación de líderes que son más realistas frente a Moscú, lo que, a su juicio, perjudica a Europa del Este en un contexto negativo de crisis económica mundial, auge del nacionalismo y extremismo.

Etiquetas