Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CÁLCULOS DE LA ONU

Hasta 200.000 haitianos podrían contraer el cólera

La epidemia de cólera se agravó tras el paso del huracán 'Tomás' este mes de noviembre. La OMS hace hincapié en la prevención.

Enfermos de cólera esperan para ser atendidos
Aumentan los muertos por cólera en Puerto Príncipe
AFP

Hasta 200.000 haitianos podrían contraer el cólera a causa del brote que ha surgido recientemente y que ya se ha cobrado la vida de 800 personas en el país caribeño, según ha afirmado este viernes la ONU.

Esa cifra es el doble que los 100.000 casos que se registraron durante una gran epidemia de cólera que hubo en Zimbabue entre agosto de 2008 y julio de 2009, cuando murieron 4.287 personas. De hecho, el pronóstico de la ONU para Haití se basa parcialmente en lo que ocurrió en Zimbabue.

Para llevar a cabo la estrategia elaborada por el Gobierno haitiano y las ONG, se necesita, según la ONU, una ayuda de 163.9 millones de dólares para el año que viene con el fin de combatir la epidemia, la primera de cólera que experimenta el país desde hace un siglo. Naciones Unidas advirtió además de que la enfermedad podría extenderse a República Dominicana.

"La estrategia anticipa que hasta 200.000 podrían presentar los síntomas del cólera, desde diarrea leve hasta la deshidratación más grave", dijo la portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) Elisabeth Byrs en Ginebra. "Se espera que los casos aparezcan durante una serie de epidemias que surgirán repentinamente en distintas partes del país", añadió.

Este jueves el número de muertos llegó a los 800, y 11.125 enfermos han sido hospitalizados desde que apareció el brote hace más de tres semanas. El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Gregory Hartl dijo que "el índice de mortalidad no está aumentando pero, aun así, es mucho más alto de lo normal, un 6 o un 7 por ciento".

Factores de riesgo

La epidemia de cólera se agravó tras el paso del huracán 'Tomás' este mes de noviembre, un problema que se sumó a la situación de emergencia humanitaria generada por el devastador terremoto del pasado enero, que causó la muerte de más de 250.000 personas.

El seísmo dejó a aproximadamente 1,5 millones de personas sin hogar, y las condiciones en las que viven los haitianos los hace sumamente vulnerables ante el cólera, que se propaga a través del agua sucia o de la comida. Toda la población está en peligro porque nadie está inmunizado frente a esta enfermedad.

Haití tiene todos los factores de riesgo típicos para que se propague el cólera: campamentos donde los supervivientes del terremoto viven hacinados, escasez de agua potable, eliminación deficiente de los desechos humanos y contaminación de los alimentos durante o después de su preparación.

Se han confirmado casos de cólera en cinco de los diez departamentos del país, incluida en la capital, Puerto Príncipe, y existe "una alta probabilidad de que se extienda por todo el país en los próximos meses", según el documento de Naciones Unidas en el que se detalla la estrategia.

"Además, la población de República Dominicana, con la que Haití comparte a isla de La Española, está en peligro", de acuerdo con el documento. La ONU considera que "se debería prestar una atención especial a las zonas fronterizas y a las poblaciones desplazadas, móviles y vulnerables, como grupos con un alto riesgo de sufrir un brote de la enfermedad y la extensión del cólera".

Respuesta "rápida y eficaz"

Byrs señaló que aunque la respuesta ante la epidemia ha sido "rápida y eficaz" y ha permitido evitar muchas muertes, para los próximos días y semanas se necesita urgentemente más suministros de ayuda y personal médico.

"Seguimos intensificando las operaciones para satisfacer las necesidades urgentes, pero si no disponemos de los suministros y las personas necesarias para llevarlas a cabo, la epidemia podría ir más rápido que nuestros esfuerzos", advirtió.

Hartl, por su parte, indicó que si se lleva a cabo con éxito la labor de prevención, "ya se habrán hecho dos terceras partes del trabajo". En cambio, cuando una persona contrae la enfermedad, sólo se la puede salvar si se le suministran rápidamente sales de rehidratación oral o antibióticos.

En este sentido, insistió en que hay que transmitir "el mensaje de la autoayuda", es decir, que el cólera se puede prevenir con prácticas de buena higiene como lavarse las manos o hervir el agua que se va a usar.

Etiquetas