Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

SOLO TIENEN RESERVAS HASTA EL MARTES

Los aeropuertos franceses, sin queroseno

Las protestas por el retraso de la edad de jubilación en Francia están acabando con las reservas de queroseno del aeropuerto parisino de Charles de Gaulle que durarán hasta el martes próximo si antes no se desbloquean las refinerías.

Sindicalistas protestan, a bordo de transbordadores, contra el plan de Sarkozy en Marsella.
La protesta contra la reforma de las pensiones amenaza con paralizar las refinerías de Francia
A.-CH. POUJOULAT/AFP

Las reservas de queroseno del aeropuerto parisino Charles de Gaulle durarán hasta el martes próximo si antes no se desbloquean las refinerías que mantienen cerradas los sindicatos en protesta por el retraso de la edad de jubilación, informó hoy un portavoz oficial.

En Orly, el otro gran aeropuerto de la capital, las reservas pueden durar algo más, precisó. Otras fuentes indicaron que los depósitos de los aeropuertos están bajo mínimos, por lo que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) recomendó a los vuelos procedentes del extranjero que traigan sus depósitos al máximo posible de capacidad para garantizar su retorno.

El oleoducto que aprovisiona de carburantes a los dos aeropuertos parisienses funciona de forma intermitente, por lo que no entran nuevas reservas.

Las doce refinerías francesas se encuentran bloqueadas desde ayer por sindicalistas que protestan por el proyecto del Gobierno del presidente Nicolas Sarkozy de retrasar la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años y de 65 a 67 para cobrar la totalidad de la pensión.

Algunas aerolíneas, como Air France, han expresado su preocupación a la DGAC por la posible escasez de carburantes para sus aviones. En las gasolineras también han comenzado a sentirse los efectos de la falta de combustibles y un centenar de ellas tuvo que cerrar por ese motivo ayer, en particular en el oeste del país.

El Gobierno abrió la puerta a que se utilicen las reservas de carburantes que tiene almacenadas para casos de emergencia, lo que, según la patronal del petróleo, retrasa la emergencia en las gasolineras.

Desde el Ejecutivo se multiplican los llamamientos a la calma de los consumidores para evitar dar una imagen de pánico que llevaría a muchos de ellos a acumular combustible, lo que agravaría el problema.

Según el Ministerio de Ecología y Transportes, Francia cuenta con reservas suficientes hasta principios del mes próximo.

En lo que va de semana, la patronal petrolera estima que el consumo de carburante ha crecido un 50 por ciento.

La patronal de los transportistas ha manifestado también su preocupación por el efecto que una escasez de combustibles puede tener en su actividad.

Los sindicatos del sector, sin embargo, apoyan los paros y la huelga general con acciones de entorpecimiento de la circulación en diversos puntos del país.

Etiquetas