Despliega el menú
Internacional

REFORMA LABORAL

La UE arropa las reformas de Zapatero

Los socios muestran su confianza en la solvencia financiera de España y califican de "valientes" las medidas aprobadas.

Los líderes europeos posan para una foto de grupo en el ámbito de la última cumbre de la UE
La UE arropa las reformas de Zapatero
JULIEN WARNAND/EFE

Los socios europeos mostraron ayer su confianza en la solvencia financiera de España y dieron un claro respaldo a las reformas económicas emprendidas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, quien abogó por la transparencia para "dejar atrás tanto rumor sin fundamento".

Zapatero cumplió sus objetivos en el último Consejo Europeo del semestre de la presidencia española de la UE, donde presentó su plan de ajustes y pidió que se evite dar pábulo a rumores que distorsionan los mercados y que, aseguró, no responden a la realidad.

Tras semanas de especulaciones sobre la salud de la economía española, ayer obtuvo el apoyo de los principales líderes europeos, como la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, o el presidente estable del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Merkel destacó el respaldo dado por los socios europeos a las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno español. "Se trata de medidas muy importantes. Las apoyamos claramente", afirmó la canciller, quien destacó expresamente la reciente reforma laboral.

Por su parte, Sarkozy garantizó que no cree que haya problemas en España y aseguró que mantiene su "confianza plena" en los esfuerzos de las autoridades españolas para consolidar su economía.

En nombre de todos los socios comunitarios también tomó la palabra el presidente estable del Consejo, el belga Herman Van Rompuy, quien felicitó a Zapatero por las medidas de recorte del gasto público recientemente aprobadas. Según explicó, los líderes europeos "dieron la bienvenida" a dichas medidas porque, según resaltó, "son valientes, y serán efectivas".

Zapatero participó en la rueda de prensa final de la cumbre, insistió en la "solvencia y la fortaleza" de la economía española y garantizó que siempre ha sentido el apoyo de todos los socios comunitarios.

"No hacer caso de rumores"

Ante las especulaciones que distorsionan los mercados, pidió "paciencia" a los medios de comunicación y les instó a prestar atención a lo que dice el Gobierno de España y "no hacer caso de los rumores".

Quiso dejar claro así que en ningún caso ha invitado a Madrid al director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, (al que hoy recibirá en el palacio de la Moncloa) para pedirle ayuda financiera para España.

Según explicó, le invitó hace semanas con el objetivo de explicarle en detalle la situación española, las reformas emprendidas y la solvencia de la economía.

Precisamente, la portavoz del Fondo Monetario Internacional, Caroline Atkinson, desmintió rotundamente ayer las especulaciones referidas a la posibilidad de que España hubiera solicitado algún tipo de ayuda financiera.

"No ha habido ninguna petición y no esperamos solicitud alguna por parte de ningún país y para acceder a ayudas es necesaria una solicitud", dijo Atkinson, que calificó de "falsos" los rumores sobre una hipotética petición de ayuda financiera de España.

Además, la responsable de Relaciones Externas del FMI comentó que la última colocación de deuda por parte del Tesoro español parecía haber ido "bastante bien".

Asimismo, reiteró que la institución considera que España ha dado "pasos serios" para reducir el déficit y estabilizar su economía, y apuntó que los objetivos anunciados resultan "completamente apropiados".

Momentos "difíciles"

Por su parte, el presidente de la Eurocámara, el conservador polaco Jerzy Buzek, destacó que España vive "momentos difíciles", pero que está seguro de que se superarán en un futuro próximo. "Necesita algunas medidas de austeridad, pero según mi propia experiencia sé que vale la pena", dijo.

Además, resaltó que España "fue una historia de éxito durante 25 años" tras tomar "decisiones muy importantes" para "reformar el país". A su juicio, la actual situación es "muy similar".

En el día en que se conoció que el Santander y el BBVA han resultado ser, por ese orden, los bancos europeos mejor calificados por el Comité Europeo de Supervisores Bancarios, que analizó a las principales entidades europeas, Zapatero recalcó la fortaleza del sistema financiero español y abogó por la transparencia.

Etiquetas