Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

RUSIA

La Armada rusa libera un petrolero en un tiempo récord y de forma espectacular

Los 23 marineros de la embarcación están a salvo, un pirata murió y otros diez fueron arrestados.

La Armada rusa protagonizó ayer en el Golfo de Adén la operación más exitosa contra los piratas somalíes jamás vista hasta la fecha. Los efectivos que participaron en el rescate liberaron a los 23 marineros rusos del petrolero de bandera liberiana 'Moscow University' en el tiempo récord de 20 horas, con el mínimo derramamiento de sangre y en una espectacular acción que, según Moscú, será un ejemplo "antológico".

El secreto del acierto se debe a que los marineros se encerraron en uno de los compartimentos del carguero y los piratas no pudieron hacerse con ellos. En el momento del ataque de los delincuentes, efectuado desde dos barcas neumáticas, el capitán del petrolero pudo lanzar un mensaje de socorro. Una vez recibida la llamada de auxilio, la fragata rusa 'Márshal Shaposhnikov', que patrulla la zona, puso proa hacia el archipiélago yemení de Socotra, en cuyas inmediaciones se produjo el secuestro el miércoles por la mañana.

El navío de guerra ruso avistó el carguero apresado a la una de madrugada de ayer y, según informó el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdiukov, al presidente Dmitri Medvedev, fue enviado un helicóptero en misión de reconocimiento. Los piratas dispararon contra el aparato sin alcanzarle.

Mientras tanto, informó ayer desde Bruselas el representante ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin, un avión de la Alianza consiguió contactar con la tripulación del petrolero y es cuando se supo que estaban a cubierto de los piratas en uno de los camarotes y que el comando ruso podría actuar sin exponer en exceso sus vidas.

Finalmente se tomó la decisión de que la infantería de marina que va a bordo del 'Márshal Shaposhnikov' tomara el petrolero al asalto. La operación comenzó a las 5.20 de la mañana y a las 6.00 ya estaban reducidos los piratas, uno de los cuales fue abatido. Entre los 10 detenidos hay varios heridos, pero ningún militar ruso ni tampoco los marineros rescatados sufrieron el más mínimo daño.

Moscú sopesa ahora la posibilidad de entregar los piratas a algún país o juzgarlos en territorio ruso. Medvédev se pronunció este jueves en pro de la elaboración de leyes internacionales que faciliten la lucha contra la piratería.

Etiquetas