Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

FRANCIA

Francia no será expedientada por las expulsiones

París corrigió su legislación sobre la libre circulación de ciudadanos comunitarios tras el ultimátum dado por Bruselas.

Un gitano rumano llega al aeropuerto de Bucarest tras ser deportado de Francia, el pasado día 14.
Francia no será expedientada por las expulsiones
M. B/EFE

La Comisión Europea (CE) no abrirá un expediente de infracción a Francia por las expulsiones de gitanos después de que París haya respondido favorablemente al ultimátum de Bruselas para que corrigiera su legislación sobre la libre circulación de ciudadanos comunitarios.

"Francia ha hecho aquello que le ha pedido la CE", afirmó ayer la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, en un comunicado en el que aseguró sentirse "satisfecha" del resultado final. "El colegio de comisarios ha decidido suspender la investigación en curso después de que Francia haya respondido favorablemente", explicó minutos antes el portavoz de Reding, Mathew Newman.

"La CE está satisfecha con las garantías dadas por Francia" de no expulsar a nadie si no es por "representar una seria amenaza" y siempre aplicando el principio de "caso por caso", añadió.

París respondió el viernes en el último día de plazo a la petición de Bruselas de subsanar su legislación sobre la libre circulación so pena de abrirle un procedimiento de infracción el pasado 29 de septiembre.

La comisaria señalo que "seguirá atenta" para comprobar que "los compromisos de Francia son cumplidos totalmente".

El Ejecutivo comunitario instauró en septiembre un grupo de trabajo para examinar la situación de los romanís en la Unión Europea y las estrategias que se llevan a cabo tanto a nivel nacional como comunitario.

Las expulsiones de gitanos acapararon la actualidad comunitaria los últimos meses, más aún desde que Reding las comparase con las deportaciones de la II Guerra Mundial, una afirmación que desató la indignación del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su Gobierno.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Rumanía, Teodor Baconschi, pidió a la UE prestar "más atención" a la problemática de las comunidades gitanas y potenciar las políticas de integración para evitar que vuelvan a suceder problemas como las expulsiones ordenadas por Francia.

"Más pedagogía"

Baconschi destacó que la cuestión de los gitanos en Europa también requiere más "pedagogía" para que los ciudadanos de la UE miren con "más tolerancia" a las minorías étnicas. El ministro rumano hizo estas declaraciones en Madrid.

Para Baconschi, la integración de la comunidad romaní requiere el trabajo conjunto de este colectivo, de las instituciones europeas y de las organizaciones sociales con el fin de promover proyectos de integración.

Etiquetas