Despliega el menú
Internacional

ELECCIONES en polonia

Komorowski y Kaczynski volverán a la pugna presidencial en Polonia

El candidato liberal a las elecciones polacas habría obtenido el 46% de los votos, según los sondeos a pie de urna.

Komorowski deposita su voto en un colegio de Varsovia.
Komorowski y Kaczynski volverán a la pugna presidencial en Polonia
J. TURCZYK/EFE

varsovia. Dos meses y medio después de la muerte en accidente aéreo del presidente Lech Kaczynski, la pugna electoral por la presidencia de Polonia, que enfrentó ayer al liberal y europeísta Bronislaw Komorowski, de la Plataforma Cívica (PO), con el conservador y euroescéptico Jaroslaw Kaczynski, hermano gemelo del difunto jefe del Estado y líder del partido Ley y Justicia (PiS), no pudo saldarse con la victoria de uno de los dos.

Ni Komorowski ni Kaczynski consiguieron más del 50% de los sufragios necesarios para arrogarse la victoria. Por ello, ambos candidatos a la jefatura del Estado tendrán que competir de nuevo en la segunda ronda electoral que se celebrará el 4 de julio.

A la espera de los datos oficiales, según las encuestas postelectorales a pie de urna, Komorowski, que cuenta con el apoyo de las clases medias urbanas y las nuevas generaciones europeístas, consiguió un resultado en torno al 46 % de los votos, seguido de Kaczynski con el 33%.

Las dos Polonias, la moderna que mira a Europa y el futuro y la conservadora, anclada en el pasado y empapada de rencor nacionalista y catolicismo integrista, acudieron a las mismas urnas de los casi 2.600 colegios electorales del país centroeuropeo, pero a penas se miraron a la cara.

"Polonia está políticamente crispada y socialmente dividida por culpa de la derecha radical que lidera Kaczynski", manifestó el periodista y comentarista político Mariusz Borkowski. Polonia intentó olvidar por un día la tragedia de Smolensk, pero muchos ciudadanos seguidores de la derecha conservadora no lo consiguieron, y depositaron su voto en la urna pensando que los servicios secretos rusos son los autores de la muerte del presidente Lech Kaczynski y que su hermano gemelo es la única salvación que le queda al país.

"Voto al PiS porque Komorowski es un liberal vendido a Europa", dijo Leszek Wysocki, un jubilado varsoviano de 78 años.

Los colegios electorales abrieron a las 6.00 y cerraron a las 20.00. Las personas mayores, la mayoría votantes potenciales del PiS, fueron las más madrugadoras y disciplinadas. "Son los que votan por patriotismo mal entendido y miedo al futuro", comentó el politólogo Aleksander Smolar.

La jornada transcurrió con tranquilidad y sin grandes sorpresas. El candidato a la presidencia más madrugador fue Kaczynski, que antes de acudir a la misa dominical, fue a votar a su colegio electoral de Varsovia en compañía de su sobrina, Marta Kaczynska, hija de su hermano gemelo, y las dos niñas de esta. Kaczynski agradeció a los polacos "su compromiso con Polonia y la democracia".

Komorowski votó a media mañana también en la capital polaca para "preparar un futuro en paz y democracia en nuestro país".

Apatía política

Más del 50% de los polacos no acudió a las urnas. "Me duele que esto ocurra, porque nos costó mucho conseguir la democracia", se quejaba amargamente un ex sindicalista de Solidaridad a la salida de su colegio electoral en Wroclaw.

La apatía política y electoral tiene su explicación en una población conmocionada por una tragedia aérea de dimensiones históricas. Además, Polonia vivió unas graves inundaciones en la mitad sur del país hace poco que provocaron la muerte de 24 personas.

Etiquetas