Despliega el menú
Internacional

ASALTO A UN BUQUE HUMANITARIO

Israel amenaza con detener el buque 'Rachel Corrie'

La tripulación rechaza la oferta de atracar en el puerto israelí de Ashdod para depositar allí la ayuda para la Franja.

El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, el ultraderechista Avigdor Lieberman
Israel amenaza con detener el buque 'Rachel Corrie'
EFE

El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, el ultraderechista Avigdor Lieberman, amenazó ayer con detener el buque irlandés 'Rachel Corrie' en su ruta hacia la franja de Gaza, después de que esta semana un asalto de la Marina israelí sobre una flotilla que pretendía trasladar ayuda al territorio palestino costero concluyese con nueve muertos.

"Pararemos el buque, y cualquier otro que intente perjudicar la soberanía israelí. No hay posibilidad de que el 'Rachel Corrie' alcance la costa de Gaza", advirtió Lieberman en declaraciones al Canal 1 israelí.

Uno de los activistas a bordo del buque, Denis Halliday, ex asistente del secretario general de la ONU, aseguró a la radio irlandesa que el buque tenía previsto alcanzar la zona de exclusión durante la pasada noche y proseguir su ruta a Gaza a lo largo del día.

Dese Dublín, el ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Micheal Martin, afirmó en un comunicado que las personas al borde del barco se han mostrado dispuestas a permitir la inspección en el mar de la carga que llevan.

Lo que han rechazado los tripulantes del carguero es la oferta de Israel de atracar en el puerto de Ashdod y depositar allí la ayuda humanitaria que llevan a la franja de Gaza. Por eso continuaron rumbo a la región, pese a la amenaza de Israel de mantener el bloqueo.

Solo cinco días después del asalto israelí a la flotilla solidaria a la franja de Gaza que dejó nueve muertos, los organizadores señalaron que se espera una segunda confrontación con Israel. "Nunca iremos al puerto israelí, de no ser por la fuerza", dijo Mary Hughes, una portavoz de la organización Free Gaza.

En un comunicado desde Chipre, la ONG afirmó que la embarcación todavía navegaba por aguas internacionales y no había llegado a la zona de exclusión marítima israelí, y que la comunicación entre el barco y su base en Chipre era "con frecuencia difícil, cuando no imposible".

Una tonelada de ayuda

De acuerdo con el texto, el 'Rachel Corrie' transporta 1.200 toneladas de ayuda humanitaria para la población de la Franja palestina, y entre el pasaje figura la pacifista norirlandesa y premio Nobel de la Paz Mairead Maguire y un ex subsecretario general de Naciones Unidas de nacionalidad irlandesa, Denis Halliday.

El comunicado también destaca la presencia a bordo del navío del activista malayo Matthias Chang Wen Chieh, quien fue asesor para asuntos políticos del ex primer ministro de Malasia Mahatir Mohamed.

El Ejército israelí asaltó el lunes a los restantes seis barcos de la 'Flotilla de la Libertad', y mató a nueve activistas turcos -uno de ellos con doble nacionalidad turco-estadounidense- que viajaban en una el 'Mavi Marmara'. En el abordaje, en aguas internacionales, también resultaron heridos decenas de activistas, en su mayoría turcos.

Poco después de que Free Gaza divulgara el comunicado en que precisó que el 'Rachel Corrie' navegaba a 150 millas de Gaza, la diplomacia israelí distribuyó una declaración en la que afirma que no querían "un enfrentamiento". "No queremos abordar el barco", dijeron.

En la declaración, suscrita por el director general del Ministerio israelí de Exteriores, Yossi Gal, se advierte de que Israel "está preparado para recibir el barco y descargar su mercancía".

También se asegura que "si el barco decide atracar en Ashdod, garantizamos un desembarco (de los pasajeros) seguro". E incluye una oferta; "tras una inspección para asegurarnos de que no hay armas ni material bélico, nos comprometemos a llevar la mercancía a Gaza.

Representantes del barco y de las ONG serían bienvenidos para acompañar el traslado de la carga". En la declaración no se alude, sin embargo, a ningún resultado de las gestiones diplomáticas para que el navío atraque en Ashdod.

Territorio en guerra

También se pronunció el portavoz del Ministerio del Exterior israelí, Jigal Palmor, quien dijo que Gaza "es aún un territorio en guerra por Hamás" y que sigue habiendo un "bloqueo". "Nuestra política no ha cambiado", manifestó.

Además de llevar ayuda a los palestinos en Gaza, la flotilla tenía la intención política de romper el bloqueo de Israel sobre la Franja desde que hace tres años el movimiento islamista Hamás pasara a controlar ese territorio palestino.

Desde entonces, el millón y medio de personas que vive en Gaza padece una grave situación humanitaria debido al bloqueo de Israel.

Etiquetas