Despliega el menú
Internacional

DERECHOS HUMANOS

HRW denuncia torturas a presos iraquíes

La lista de vejaciones incluye violaciones, sodomizaciones o descargas eléctricas, entre otras.

La organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) ha recabado decenas de testimonios de torturas ocurridas en la cárcel secreta de Muthanna, supuestamente bajo supervisión del primer ministro iraquí.

En un comunicado difundido ayer, HRW enumera las vejaciones y métodos de tortura que aplicaron los funcionarios de la prisión de manera sistemática a todos los presos que llegaban a esas instalaciones. La lista incluye presos colgados de los pies, bolsa de plástico en la cabeza, privación de aire, golpes, dientes rotos, sodomizaciones con palos y cañones de pistolas, violaciones, descargas eléctricas, amenazas y confesiones falsas firmadas sin leer.

"Las sesiones de tortura duraban horas. Los guardas cogían a tres presos cada vez; nos llevaban al cuarto de interrogatorios para empezar el abuso; nos pegaban durante horas hasta que no podíamos andar, por lo que nos tenían que llevar a rastras a la celda", explica uno de los ex presos.

"Diez personas me torturaron, cuatro de la comisión de investigación y seis soldados. Me aplicaron electricidad en el pene y me sodomizaron con un palo. Me obligaron a firmar una confesión que no me dejaron leer", denuncia otro hombre.

"Algunos presos jóvenes fueron obligados a mantener relaciones sexuales entre ellos", y a otros les arrancaban las uñas, les quemaban con cigarrillos o se les amenazaba con violar a sus mujeres y hermanas, dice HRW.

La organización entrevistó a 42 ex presos de un grupo de 300 que pasó por esta cárcel entre septiembre y diciembre de 2009, acusados de terrorismo.

Detenidos en Mosul

La mayoría fueron detenidos en distintas redadas ejecutadas por la Policía o el Ejército en la ciudad de Mosul y alrededores, feudo de militantes suníes y con presencia de Al Qaeda, y fueron conducidos a la prisión secreta de Muthanna, al oeste de Bagdad.

Las denuncias de la existencia de este centro secreto en el que "los interrogadores practicaban la tortura rutinaria y sistemática" partieron del diario estadounidense 'Los Angeles Times' el pasado 19 de abril, explica HRW. "Las historias son creíbles y coherentes", denuncia esta oenegé.

Etiquetas