Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

BOLIVIA

Evo pide perdón, aunque dice que todo pudo ser una "trampa"

El máximo mandatario boliviano golpeó un rodillazo a un rival de manera deliberada cuando disputaba un partido de fútbol.

Momento del rodillazo.
Críticas a Evo por su rodillazo a un rival
EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió disculpas este jueves por haber agredido con un rodillazo a un rival durante un partido de fútbol el pasado fin de semana, aunque dijo que el incidente pudo haber sido una "trampa" en la que cayó ingenuamente.

El golpe de Morales a un jugador de un equipo de funcionarios del opositor Gobierno Municipal de La Paz que había cometido poco antes una dura falta contra el gobernante desató una amplia polémica en medios locales, que criticaron la mutua agresión y la falta de autoridad del árbitro del partido.

Al ser consultado en rueda de prensa, Morales reveló que el rival no sólo le propinó un "planchazo" en una pierna sino que luego le insultó, provocando que el mandatario le diera un rodillazo que según imágenes de televisión pareció impactar en la ingle del rival.

"Lamento mucho mi reacción, pido disculpas a deportistas, a periodistas, pero después de darme un planchazo me da un insulto más (...), después me di cuenta que era una trampa (...) está clarísimo", dijo.

Morales, que cumplirá 51 años a fin de mes y es conocido por su gran afición al fútbol, aseguró que él no era proclive a reacciones violentas y relató que sólo tres veces en su vida respondió a un maltrato directo contra su persona, en una ocasión cuando cumplía el servicio militar.

Entretanto, el funcionario municipal que participó en el incidente optó por tomarse una semana de vacaciones "para tranquilizarse y evitar el acoso de los medios", según señaló un portavoz de la oficina del alcalde de La Paz.

El partido fue parte de una serie de presentaciones regulares de 'Evo y sus galácticos', como llama la prensa al equipo presidencial en el que participan miembros de la seguridad de Morales y varios ex futbolistas internacionales.

Al frente estuvo un equipo capitaneado por el alcalde de la ciudad, Luis Revilla, y el choque se celebró con motivo de la inauguración de un campo con césped sintético en el centro de La Paz, cofinanciada por el Gobierno nacional y la alcaldía local.

Etiquetas