Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TAILANDIA

Cientos de manifestantes asaltan la sede del Gobierno tailandés

La alianza antigubernamental lleva a cabo varias protestas en Bangkok para forzar la dimisión del primer ministro, Samak Sundaravej.

Cientos de manifestantes irrumpieron en la sede del Gobierno de Tailandia, como parte de las acciones de protesta que la alianza antigubernamental lleva a cabo en Bangkok, para forzar la dimisión del primer ministro, Samak Sundaravej.

Con anterioridad, cerca de un centenar de seguidores de Alianza del Pueblo para la Democracia se abrieron paso a la fuerza hasta los estudios del canal estatal de televisión para interrumpir la programación.

Sundaravej celebró una reunión urgente en el cuartel general del Ejército con altos mandos militares para examinar la situación.

Los manifestantes no encontraron resistencia por parte de la Policía para entrar en el recinto que aloja las oficinas del primer ministro, a las que de momento, no han entrado, según versiones de diversos testigos.

El ministro de Justicia, Sompong Amornwiwat, dijo a la prensa, que el jefe del Ejecutivo hará publicó un "anuncio importante".

Las protestas están lideradas por el antiguo alcalde de Bangkok, Chamlong Srimuang y Sondhi Limthonkul, propietario de varios diarios, y quien en declaraciones a los periodistas, aseguró que las protestas continuaran a lo largo de todo el día.

La Alianza del Pueblo para la Democracia, organizadora de las protestas callejeras que en 2006 desembocaron en el golpe de Estado que desalojó del poder al primer ministro Thaksin Shinawatra, han convocado para el martes manifestaciones en diversos puntos de la capital tailandesa.

Al sur de Bangkok, en torno a un millar de manifestantes bloquearon la autopista que conecta la capital con la región meridional de Tailandia, y principal arteria para el transporte de mercancías

Un número similar bloqueó los accesos al Ministerio de Finanzas.

El objetivo de la alianza es forzar la caída del Gobierno que encabeza Samak Sundaravej, veterano político de la ultraderecha y considerado un aliado del depuesto Shinawatra.

El primer ministro anunció la pasada semana que su Gobierno no solicitará la extradición ni revocará el pasaporte diplomático del ex mandatario Shinawatra, declarado fugitivo y exiliado en el Reino Unido desde mediados de agosto.

Shinawatra, dueño del club inglés de fútbol Manchester City y sobre quien pesan cuatro acusaciones de corrupción, decidió exiliarse en el Reino Unido con su mujer, Pojaman, para eludir la Justicia tailandesa.

Etiquetas