Internacional
Suscríbete por 1€

Irán acusa a Israel y países "occidentales" de planear una "guerra civil" para "desintegrar" el país

El ministro de Exteriores iraní subraya que estas personas "deben saber que Irán no es Libia o Sudán".

El líder supremo de Irán Ayatollah Ali Khamenei durante un encuentro en Teherán.
El líder supremo de Irán Ayatollah Ali Khamenei durante un encuentro en Teherán.
WANA NEWS AGENCY

El Gobierno de Irán ha acusado este jueves a Israel y otros países "occidentales" de planear "una guerra civil", un día después de la muerte de al menos siete personas en un ataque contra un mercado en la localidad de Izeh (suroeste).

"Varios servicios de seguridad, el falso régimen israelí y algunos políticos occidentales han planeado una guerra civil, destrucción y desintegración de Irán", ha dicho el ministro de Exteriores iraní, Hosein Amirabdolahian, en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

Amirabdolahian ha subrayado que estas personas "deben saber que Irán no es Libia o Sudán" y ha reiterado que "los enemigos han atacado la integridad de Irán y la identidad iraní". "La inteligencia de la población ha provocado la decepción del enemigo".

El director general del Departamento de Justicia de la provincia de Juzestán, Alí Dehqani, ha detallado este mismo jueves que tres personas han sido detenidas por su supuesta relación con el ataque en Izeh.

Asimismo, Dehqani ha incidido en que hay en marcha "esfuerzos" para "identificar y capturar a otros elementos conectados con los incidentes", tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias Mehr.

Por su parte, el jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salami, ha manifestado que "los sueños de los enemigos sobre la separación de Irán y la división de la nación iraní no se harán realidad". "El Irán islámico está a punto de convertirse una potencia mundial y avanzamos en esta dirección con unidad e integridad", ha zanjado.

Irán ha denunciado en las últimas semanas que países occidentales estarían detrás de la oleada de manifestaciones por la muerte bajo custodia en septiembre de Mahsa Amini, una mujer detenida en la capital, Teherán, por presuntamente llevar mal puesto el velo.

El portal de noticias Human Rights Activists News Agency (HRANA) estima que más de 15.000 personas han pasado a disposición policial, temporalmente o hasta el momento, desde el estallido de las protestas, que han costado las vidas de más de 330 personas, entre ellas medio centenar de efectivos de las fuerzas de seguridad. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión