Internacional
Suscríbete por 1€

El Supremo de EE. UU. revisa el caso del entrenador que rezaba con sus jugadores

El técnico de un instituto público estuvo arrodillándose y rezando con sus jugadores en el campo tras los partidos durante años, hasta que en 2015 el distrito escolar se enteró de lo que hacía y le pidió parar.

Foto de recurso de un balón de fútbol americano
Foto de recurso de un balón de fútbol americano
HA

El Tribunal Supremo de EE.UU. escuchó este lunes los argumentos orales en el caso de Joseph Kennedy, un entrenador de fútbol americano que fue suspendido de su trabajo en un instituto público en el estado de Washington por negarse a dejar de rezar con varios de sus jugadores tras los partidos.

En la sesión, que duró dos horas pese a estar programada para durar una, varios jueces del tribunal de mayoría conservadora se mostraron partidarios de aceptar la versión de Kennedy, que defiende que las oraciones eran a título personal, por lo que estaría protegido por su derecho constitucional a la libertad religiosa y de expresión.

El juez conservador Brett Kavanaugh señaló que el entrenador no pedía a los jugadores participar en los rezos, que además ocurrían después de los partidos. "No se trata de un caso de 'acérquense, equipo", dijo.

Los magistrados progresistas, sin embargo, se inclinaron más por la versión del distrito escolar, que consideró sus rezos como una aprobación explícita por parte de un empleado público de una religión, en este caso el cristianismo.

La jueza Elena Kagan se refirió a la posibilidad de que los jugadores se sintieran obligados a participar en actividades religiosas al tratarse el entrenador de una figura de autoridad. "Pone un tipo de presión indebida, incluso coacciona, a los estudiantes para participar en actividades religiosas cuando tal vez no quieran hacerlo", dijo.

Kennedy había estado arrodillándose y rezando con sus jugadores en el campo tras los partidos durante años, hasta que en 2015 el distrito escolar se enteró de lo que hacía y le pidió parar. El entrenador siguió rezando y permitiendo a los estudiantes que quisieran unirse hacerlo también, hasta que fue suspendido con paga.

Se espera que el Tribunal llegue a una resolución antes del receso de verano. El Tribunal de Apelaciones número 9, de San Francisco, ya falló en su contra el año pasado, considerando que de haber permitido los rezos, el distrito escolar hubiera violado el derecho a la libertad religiosa recogido en la Primera Enmienda. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión