Internacional
Suscríbete por 1€

Blog - Los desastres de la guerra

por Gervasio Sánchez

Marc Casals: "Quien consigue sobreponerse a la experiencia bélica sale reforzado"

Nacido en Gerona en 1980, este traductor ha vivido en Bosnia-Herzegovina. Este viernes presenta ‘La piedra permanece’ en el Paraninfo de Zaragoza.

Marc Casals, escritor y traductor.
Marc Casals, escritor y traductor.
G. S.

Hoy se cumple 30 años del inicio de la guerra de Bosnia-Herzegovina. ¿Siguen presentes sus consecuencias?

Por desgracia, sí. En lo público porque la estructura del país sigue la lógica nacionalista de los Acuerdos de Paz de Dayton. Y, en lo personal, el dolor y los traumas son algo con lo que muchos bosnios no tienen otra opción que convivir.

Parece que el país está estancado y muchos jóvenes quieren emigrar. ¿Hay alguna solución viable?

Los partidos nacionalistas juegan con la polarización y mantienen redes clientelares. Los jóvenes tienen toda la razón en marcharse, porque vida solo tenemos una, pero al mismo tiempo es preocupante para el futuro de Bosnia.

¿Qué ocurrió para que un joven traductor e intérprete decidiese instalarse en los Balcanes desde hace de 15 años?

Quería trabajar como intérprete en la UE. A Bulgaria le quedaba poco para entrar y hacían falta intérpretes del búlgaro. Los Balcanes me apasionaron y me quedé. Fue una de las mejores decisiones de mi vida

"En Bosnia hay mucha gente con la psique devastada"

¿Qué encontró en Bosnia y en su capital Sarajevo para quedarse?

Complejidad y cercanía. Complejidad porque tanto las consecuencias de la guerra como la complicada coexistencia de identidades era evidente a simple vista. Y cercanía por el trato de los bosnios, esa combinación especial tan suya de calidez y sentido del humor.

Su libro ‘La piedra permanece’ (Libros del K.O.) está construido sobre historias de 16 personas de a pie cuyas vidas quedaron marcadas por una guerra aunque parece que salieron más fortalecidas.

Pienso que las experiencias extremas, y la guerra lo es, rompen a muchos individuos. En Bosnia hay mucha gente con la psique devastada. Pero quienes consiguen sobreponerse a la experiencia de la guerra salen reforzados. Creo que en este sentido vale la sentencia ‘Lo que no mata te hace más fuerte’.

Usted admite que en Bosnia "cuando cree haber llegado a una conclusión tropieza con un detalle de nuevo que le vuelve a alterar la perspectiva". ¿Me puede poner algún ejemplo?

Los pueblos en Bosnia tienden a ser mono étnicos: o bosniacos, o croatas o serbios. Muchas veces los relatos y la interpretación de la historia que le dan a uno en un pueblo es totalmente opuesta a la que escucha en el pueblo de al lado. A veces cuesta salir de la perplejidad y encontrar un camino para comprender.

Los protagonistas tienen orígenes e identidades distintas. Con algunos tiene tanta relación que se han convertido en sus amigos. ¿Se conoce mejor la complejidad de un país a través de los testimonios de sus ciudadanos?

Los bosnios suelen decir: "Las ciudades las hacen las personas". Con los países ocurre igual, al final lo importante es quién está allí, cómo es y de qué manera vive. Hay que hacer teoría y análisis, pero son las personas quienes me conmueven.

Hay escritores o periodistas que llegan a un lugar y poco después ya han escrito libros superficiales. Usted ha preferido escuchar durante años y profundizar. ¿Qué enseñanzas puede adquirir el lector de su libro?

Soy poco de impartir enseñanzas, porque no queda lejos de dar lecciones. He intentado mostrar Bosnia tal como yo la he conocido para abrirle un mundo al lector. Por el camino aparecen la fragilidad y la fortaleza del individuo ante la Historia, los afectos y muchas otras facetas de la existencia humana.

Los protagonistas actúan con gran dignidad, pero también transmiten desesperanza y pesimismo. ¿Las huellas de la guerra son tan profundas?

Lamentablemente sí. No solo por las tragedias del pasado, sino porque el presente ofrece escasas perspectivas, salvo por actitudes vitales de resistencia como las que muestra el libro. Ojalá el sistema mejorase y tener una vida funcional no tuviese que ser un acto casi heroico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión