Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Moscú cree "deliberado" y "preparado" el incidente con un buque británico

"Creemos que el destructor británico ha incurrido en una provocación. Es más, lamentamos que fuese una provocación deliberada y preparada", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

Un barco británico similar al que se enfrentó al buque español en Gibraltar
Un barco británico

El Kremlin calificó de "provocación deliberada y preparada" la "incursión" del destructor británico "HMS Defender" en aguas próximas a la anexionada península de Crimea en el mar Negro, contra el que la flota del Mar Negro de la Armada rusa hizo el miércoles varios disparos de advertencia.

"Creemos que el destructor británico ha incurrido en una provocación. Es más, lamentamos que fuese una provocación deliberada y preparada", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

El representante del Kremlin aseguró que en caso de que las "provocaciones inaceptables" por parte de Londres continúen y "lleguen muy lejos", no se puede descartar ninguna "opción" en lo que respecta al derecho de Rusia a defender su frontera estatal.

Peskov comentó así unas declaraciones del viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov, quien dijo este jueves que Rusia apela al sentido común pero también puede usar la fuerza para defender su territorio. "Nosotros apelamos al sentido común y al respeto del derecho internacional, pero si eso no ayuda, podemos disparar", dijo el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov a la agencia Interfax.

"Los guardias de fronteras rusos y sus fuerzas armadas continuarán actuando de forma 'firme' ante semejantes provocaciones, siguiendo a rajatabla el derecho internacional", dijo Peskov.

Al mismo tiempo, el Kremlin negó que por el momento existan planes de incluir al Reino Unido en la lista de países "inamistosos" en la que ya se encuentran EEUU y la República Checa.

La Flota del Mar Negro de la Armada Rusa hizo disparos de advertencia contra el destructor británico "HMS Defender" al sur del cabo Fiolent, en Crimea, después de que la tripulación no reaccionase a los llamamientos de la parte rusa a retirarse.

Londres trató de minimizar el incidente al señalar que el buque navegaba "un paso inocente a través de aguas territoriales ucranianas, de acuerdo con el derecho internacional" y no escuchó ninguna salva de advertencia de la parte rusa.

El Ministerio de Defensa informó a su vez de que el destructor, al que la Flota del Mar Negro venía siguiendo desde el 14 de junio, "fue advertido con antelación sobre el posible uso de armas en caso de que violase la frontera estatal de Rusia".

Mientras Rusia considera suya la franja de mar que rodea a Crimea, cuya anexión en 2014 no ha sido reconocida a nivel internacional, el Reino Unido estima que esta continúa perteneciendo a Ucrania.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión