Internacional
Suscríbete por 1€

Macron visita a la familia de Stéphanie, la policía asesinada en las afueras de París

La Fiscalía antiterrorista continúa su investigación sobre este nuevo ataque islamista que ha conmocionado Francia.

El presidente francés, Emmanuel Macron
El presidente francés, Emmanuel Macron
Reuters

El presidente francés, Emmanuel Macron, visitó este sábado a la familia de Stéphanie, la agente de policía asesinada el viernes a cuchilladas por un migrante tunecino en la comisaría de Rambouillet (suroeste de París), mientras la Fiscalía antiterrorista continúa su investigación sobre este nuevo ataque islamista que ha conmocionado Francia. Macron visitó la panadería del marido de Stéphanie en Thoiry, una localidad cercana al lugar del crimen, para mostrar su apoyo a la familia de la víctima, que estaba "muy conmocionada y (mantuvo una postura) muy digna", según el Palacio del Elíseo. Fue una visita discreta, sin cámaras de televisión.

Stéphanie, cuyo apellido no ha sido hecho público, tenía 49 años y dos hijas. Trabajaba desde hacía 28 años como funcionaria administrativa en la comisaría de Rambouillet. Fue asesinada cuando se encontraba en el vestíbulo de la comisaría. El atacante, un tunecino de 36 años llamado Jamel G, murió poco después de sus heridas, tras ser disparado por otro agente que se encontraba en la comisaría. Según algunos testigos, gritó "Allahu Akbar" (Alá es el más grande) en el momento del ataque.

Jamel entró ilegalmente en Francia en 2009, pero en 2019 regularizó su situación migratoria. No tenía antecedentes penales ni estaba en el radar de los servicios de inteligencia por su radicalización. Según el diario Le Figaro, este tunecino podría haberse radicalizado durante el confinamiento por la pandemia de covid-19.

La Fiscalía antiterrorista continúa su investigación sobre este crimen, que el primer ministro Jean Castex calificó de "ataque contra la República". Castex organizó una reunión de crisis en el Palacio de Matignon, sede del Gobierno, con el ministro del Interior, Gérald Darmanin; el responsable de Justicia, Eric Dupond-Moretti, y la ministra de Defensa, Florece Parly, para analizar lo ocurrido y determinar las medidas a adoptar para evitar que otro ataque como éste vuelva a producirse.

Tras el ataque de Rambouillet, los sindicatos de policía exigieron al Gobierno francés mejores medidas de protección para los agentes, especialmente, en la entrada de las comisarías. La investigación deberá de determinar si el atacante actuó solo o si tenía cómplices. Tres personas de su entorno fueron detenidas el viernes para ser interrogadas y se realizaron varios registros. Hasta ahora, ninguna organización terrorista ha reivindicado el ataque en la comisaría.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión