Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El desgaste por el 'brexit' y la covid llevaría a Johnson a perder la mayoría y su escaño

Los laboristas, en caso de nuevas elecciones, se quedarían a solo dos escaños de los tories y el independentismo escocés barrería.

Boris Johnson, durante una entrevista en la BBC
Boris Johnson, durante una entrevista en la BBC
JEFF OVERS/BBC/Reuters

El primer ministro británico, Boris Johnson, perdería su mayoría absoluta y hasta su escaño si se celebraran ahora elecciones generales en Reino Unido. El descontento ciudadano con su gestión del 'brexit' y la pandemia le cobraría una factura a la que no podría hacer frente, según el resultado de un sondeo difundido por la compañía de investigación de datos Focaldata. Los conservadores perderían, de acuerdo con la encuesta, 81 escaños, evaporándose la mayoría de 80 que lograron en las urnas en 2019. Solo obtendrían 284 escaños y los laboristas se quedarían a solo dos de desventaja, tras sumar 282.

Esta prospección demoscópica, en la que 22.000 personas fueron preguntadas circunscripción por circunscripción durante un período de cuatro semanas en diciembre, proporciona la primera visión detallada de la percepción ciudadana sobre la gestión de Johnson en las arduas negociaciones con la Unión Europea y en la crisis del coronavirus, con casos diarios de covid-19 por encima de los 55.000.

De la encuesta se desprende también que los tories perderían escaños en enclaves del norte de Inglaterra, que pese a haber sido tradicionalmente laboristas cambiaron sus lealtades en 2019 para apoyar a los conservadores y resultaron clave en la mayoría absoluta de Johnson. En concreto, revela que los conservadores solo mantendrían 8 de esas 43 circunscripciones en el llamado 'muro rojo' que lograron en 2019. Es más, el propio Boris Johnson perdería su escaño en la circunscripción de Uxbridge and Ruislip South.

Dominio del SNP en Escocia

En cuanto a la proyección sobre Escocia, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Nicola Sturgeon ganaría 57 de los 59 escaños escoceses, mientras que los Liberal Demócratas reducirían los suyos a tan solo dos -en Bath y Kingston And Surbiton-, frente a los once actuales. Otros datos apuntan a que uno de cada cuatro votantes que respaldó a los Libdem en 2019 apoyarían ahora a los Laboristas.

Pese a ello, El primer ministro británico reiteró su oposición a la celebración de un nuevo referéndum sobre la independencia de Escocia, deseado por la jefa de gobierno regional, Nicola Sturgeon, que anhela que Escocia, una vez independiente, retorne a la Unión Europea. "Desde mi experiencia, los referendos en este país no son eventos particularmente felices", declaró Boris Johnson a la BBC, aludiendo a las profundas divisiones causadas por el referéndum del 'brexit' en 2016, en el que casi un 52% votó por salir de la UE.

En 1975 se consultó a los británicos sobre la permanencia de su país en la CEE. Cuarenta y un años de distancia, hasta 2016, parecen "un buen intervalo", estimó Boris Johnson. Para el dirigente conservador, los réferendums deberían estar autorizados "solo una vez por generación".

Sturgeon dijo el sábado que esperaba que Escocia lograra la independencia y pudiera "regresar" a la Unión Europea, y enfatizó que el 'brexit' se hizo contra la voluntad de los escoceses. Los británicos en su conjunto votaron un 51,9% a favor del 'brexit' en 2016, mientras que un 62% de los escoceses se opusieron a abandonar la Unión Europea.

La primera ministra escocesa reiteró su determinación a celebrar otro referéndum sobre la independencia de Escocia, tras el que perdió su bando en 2014, cuando el 55% de los escoceses dijo "no" a la independencia. "No queríamos irnos y esperamos regresar pronto como socio de pleno derecho", declaró Sturgeon en el sitio de internet de su partido independentista, el SNP.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión