Despliega el menú
Internacional

SÁHARA

Marruecos minimiza los ataques y el Polisario emite "partes de guerra"

Fuentes marroquíes califican los ataques de "hostigamientos" y "provocaciones".

Soldados saharauis en el desierto, cerca del muro de separación con Marruecos
Soldados saharauis en el desierto, cerca del muro de separación con Marruecos
Efe

Marruecos ha desmentido este domingo que los choques con el Frente Polisario ocurridos en los pasados dos días hayan dejado víctimas mortales, al tiempo que minimizó los ataques calificándolos de "hostigamientos" y "provocaciones".

Según dijeron fuentes oficiales marroquíes, no ha habido víctimas a lo largo del muro de seguridad -levantado en los años ochenta por Marruecos del norte al sur del Sáhara- desde el inicio de las hostilidades.

Estas comenzaron tras el desalojo de los manifestantes del Polisario que tenían bloqueado durante tres semanas el paso de Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara Occidental.

El Frente Polisario informó este sábado de que unidades del Ejército Popular de Liberación Saharaui "atacaron bases, puntos de apoyo y abastecimiento del enemigo, y asestaron duros golpes al Ejército marroquí", que sufrió "bajas mortales". Según un comunicado clasificado como "Parte de Guerra Número 3", este domingo unidades del Ejército Popular de Liberación Saharaui (ELPS) "atacaron bases, puntos de apoyo y abastecimiento del enemigo, y causaron "bajas mortales, heridos y desertores del Ejército marroquí".

Al parecer, el ELPS ha bombardeado "las bases militares números 17 y 18, a la altura de Frasia, el la base 13 y el Batallón 67 en Bagari, la base militar 4 y el Batallón 64 en Dert, el punto de Observación 71, las bases militares 7 y 13 en Hausa, la base militar 25 y el Batallón 40 en Um Legta y la base 20 y el Batallón 68 de Infantería en Auserd", detalla la nota, fechada en Bir Lehlu, en las llamadas "zonas liberadas". Los ataques, que no han podido ser corroborados ni desmentidos por fuentes independientes, han sido primero minimizados y después negados por Marruecos.

Mientras que el Polisario emite ya lo que llama"partes de guerra", Marruecos aún no ha utilizado esa palabra, y sus Fuerzas Armadas Reales (FAR), tras dos comunicados emitidos el viernes, guardan oficialmente silencio. 

Sin embargo, una cuenta llamada FAR-Maroc vinculada a las FAR de forma oficiosa ha ofrecido este domingo algún detalle sobre lo sucedido en los últimos días desde la perspectiva marroquí.

Esta cuenta asegura que los milicianos del Polisario han realizado "disparos de acoso a lo largo de la línea de defensa" con ametralladoras calibre 14.5 y 23 mm sin causar daños materiales ni humanos, y que a ellos respondieron los soldados marroquíes "causando la destrucción de un artefacto armado al este de la línea de defensa, al nivel de El Mahbes", extremo norte del muro de defensa.

La cuenta FAR-Maroc ha considerado que no hay "una verdadera intención de escalada" de tensión por parte del Polisario, que según la misma fuente no ha mandado una petición a la misión de la ONU en la zona (Minurso) para que abandone sus posiciones en los campos de refugiados saharauis en Rabuni, o en la zona tampón en el territorio saharaui.

Este domingo el "frente" parece estar más tranquilo, y el ambiente en la ciudad de Dajla (la segunda ciudad saharaui) es de total normalidad.

En la carretera hacia la capital saharaui, El Aaiún, se pudo ver un convoy de una decena de furgonetas con agentes policiales que se dirigían hacia esa ciudad con el fin supuestamente de ayudar en el mantenimiento del orden público.

Este sábado estallaron algunas algaradas protagonizadas por saharauis favorables al Frente Polisario que portaban algunas banderas de la República Árabe Saharaui Democrática y que se enfrentaron con la policía.

Aunque se desconoce el alcance exacto de esas algaradas, las imágenes que llegan desde redes sociales hacen pensar en manifestaciones de pequeña escala, no mayores que en otros momentos de tensión en la ciudad.

El tráfico comercial entre Dajla y Mauritania a través del conflictivo paso de Guerguerat, que fue desalojado de manifestantes y obstáculos el viernes, se reabrió el sábado por la tarde, y este domingo ya eran visibles camiones TIR que viajaban en ambos sentidos, hacia y desde Mauritania. Sin embargo, los desplazamientos de periodistas están sujetos a autorizaciones previas expedidas por las autoridades locales.

La misión de "cascos azules" de la Minurso se negó a hacer declaraciones y remitió a las palabras del Secretario General, Antonio Guterres, quien por su parte se ha limitado a genéricos llamamientos a la calma sin apuntar el dedo acusador contra nadie.

La ex-colonia española del Sáhara Occidental vive su mayor momento de tensión desde el fin de la guerra (1975-1991); este sábado, el Frente Polisario dio por finiquitado el alto el fuego vigente desde 1991, pero Marruecos no ha replicado del mismo modo y trata de minimizar lo sucedido.

Aunque los comunicados marroquíes son escasos, la agencia oficial MAP ha creado una sección para denunciar la difusión de imágenes que llegan supuestamente del frente de guerra y que no guardan relación con la realidad, pues corresponden a otros conflictos y otras épocas. 

Etiquetas
Comentarios