Despliega el menú
Internacional

Alemania inicia la vuelta al colegio preocupada por el repunte de contagios

El país debate en torno al uso obligatorio de mascarilla en las escuelas.

Foto de archivo de una clase vacía
Foto de archivo de una clase vacía
HA

Alemania retomó la actividad escolar a modo casi de experimento, con la reapertura de los colegios en uno de sus "Länder", y en medio de la preocupación por el repunte de contagios y el debate en torno al uso obligatorio de mascarilla en las escuelas.

La propia responsable de Educación del estado federado de Mecklenburgo-Antepomerania, Bettina Martin, propondrá que se implante la obligatoriedad de la mascarilla en la reunión del martes de ese Ejecutivo, informó a la radio pública regional RBB.

Este "Land" del noreste del país, con 1,8 millones de habitantes y unos 153.000 alumnos, es el primero donde este lunes se reanudaron las clases, dentro del calendario escolar escalonado propio de Alemania.

El retorno a las aulas se hace de acuerdo a parámetros de distancia social y medidas de higiene implantados por la pandemia, aunque no hay una normativa definida en torno a la mascarilla.

Otros estados federados, como Berlín -donde el regreso a la escuela será el lunes de la próxima semana- ya han impuesto la obligatoriedad de su uso en las zonas comunes del recinto escolar, patios y pasillos, pero no en el interior de cada aula.

"La obligatoriedad de la mascarilla parece un planeamiento razonable, pero naturalmente debe formar parte de un concepto general" de regreso a las aulas, cuyo diseño compete a cada uno de los estados federados, señaló en una rueda de prensa ordinaria la portavoz adjunta del Ejecutivo alemán Ulrike Demmer.

En la misma línea se expresó una portavoz del Ministerio de Sanidad, que afirmó que "cualquier medida que contribuya a contener el virus" cuenta naturalmente con la aprobación de esta cartera.

La ministra federal de Educación, Anja Karliczek, abogó este fin de semana por implantar la obligatoriedad en todo el país, aunque la implementación de la normativa compete a los estados federados.

A los alumnos de Mecklenburgo-Antepomerania les seguirán el próximo jueves los de Hamburgo (norte), mientras que los de Berlín y Bradeburgo (este), Renania del Norte-Westfalia (oeste) y Schleswig-Holstein (norte) lo harán el día 10.

El resto de los 16 estados federados reanudan las clases a lo largo de agosto, mientras que en Baviera y Baden-Württemberg, en el sur, se reinician el 8 y el 16 de septiembre, respectivamente.

Por lo pronto están determinados a imponer el uso de la mascarilla las autoridades regionales berlinesas y las bávaras, así como Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país, con 18 millones de habitantes; el responsable de Educación de Hamburgo, Ties Rabe, anunció hoy en el programa matinal de la televisión pública ARD que también esa ciudad-estado tiene intención de introducir su obligatoriedad.

En todos los estados federados se aspira a un regreso a las clases presenciales de forma regular, después de que el curso anterior quedase truncado por la pandemia y solo al final se reanudaron algunas actividades presenciales, por grupos de alumnos.

Los estados federados deberán regular los detalles para la reapertura escalonada en el marco de las necesidades específicas u las circunstancias de cada "Land", recordó Demmer.

Reconoció que el regreso al funcionamiento regular en las escuelas tras el receso estival es "una tarea exigente" para los estados federados y los municipios, que deben "hacer posible el derecho a la formación de todos los escolares" y al mismo tiempo velar por la seguridad sanitaria.

En este sentido, el Gobierno federal parte de la base de que los "Länder" sabrán cumplir con su responsabilidad a la hora de presentar los conceptos adecuados para el regreso a las aulas y apoyar a los centros educativos en su implementación, dijo.

La jefa del Gobierno de Mecklenburgo-Antepomerania, Manuela Schwesig, apeló a los ciudadanos a cumplir estrictamente las reglas "para no transportar el virus a las escuelas a través de los alumnos o profesores si en el exterior no existe seguridad".

"Ahora son los alumnos los que tienen preferencia", dijo, y reiteró que "la escuela es segura sobre todo cuando los contagios fuera de ella son escasos o nulos".

En Alemania compete a los poderes regionales implementar las restricciones o alivio de éstas, de acuerdo al nivel de incidencia territorial de la pandemia, entre otros criterios.

En Mecklenburgo Antepomerania, una región esencialmente rural, la incidencia de la pandemia ha sido escasa: en total se verificaron 877 contagios, de los 210.402 registrados en el conjunto del país por el Robert Koch Institut (RKI). El número de víctimas mortales de la región es de 20, frente a las 9.148 de toda Alemania.

La reapertura escolar se produce en unos momentos de preocupación por los repuntes. La semana pasada se alcanzaron marcas diarias de 900 repuntes, frente a los 800 u 850 de finales de julio o entre 300 y 350 de junio.

Etiquetas
Comentarios