Despliega el menú
Internacional

trafico de drogas

Los narcosubmarinos llegan a Europa

Los submarinos semisumergidos son construidos en astilleros en las áreas selváticas y remotas de Sudamérica, miden menos de 30 metros de largo, tienen una tripulación de cuatro a cinco personas y pueden transportar hasta 10 toneladas por una distancia de hasta 8.000 kilómetros.

El submarino para transportar drogas es empleado típicamente por los narcotraficantes para mover su material por las costas y ríos del continente americano, un sistema que ha llegado por primera vez a las costas europeas.

Un submarino cargado supuestamente con 3.000 kilos de cocaína ha sido interceptado en la playa de Hio, en el municipio pontevedrés de Cangas de Morrazo, y dos personas han sido detenidas, según fuentes de la Guardia Civil.

Aunque esta es la primera vez que se detiene una nave de estas características con cocaína, ya en 2006 fue hallado en la ría de Vigo un submarino abandonado con 11 metros de eslora y 4.400 litros de carburante en el depósito pero sin ningún alijo de droga en su interior.

Tras una investigación, seis personas fueron condenadas a dos años de cárcel por parte de la Audiencia Provincial de Pontevedra por un delito contra la salud pública por el intento de introducir cocaína en agosto de 2006 a bordo de un submarino de fabricación casera.

La fiscalía pedía una pena de 20 años de cárcel pero el juez no contempló los agravantes de pertenencia a una organización delictiva al no detectar una jerarquía ni una estructura normalizada y con vocación de permanencia, ni de extrema gravedad por el uso de un buque o embarcación para el comercio a gran escala, ya que los submarinos no están tipificados como tales.

Uno de los cabecillas del clan, Tomás Bengoechea, había cumplido anteriormente una condena de 10 años en el marco de la Operación Nécora.

Este método, insólito en Europa, es común en Latinoamérica donde diferentes carteles como el de Sinaloa o el de Medellín han usado submarinos para transportar sustancias estupefacientes.

Países como México, Colombia, Surinam, Honduras y Estados Unidos han interceptado decenas de submarinos a lo largo de los años.

Los narcotraficantes utilizan ese tipo de transporte porque es difícil de detectar al navegar con sólo una pequeña parte fuera del agua y además están construidos para que se puedan hundir cuando son detectadas por las autoridades.

En 2008 la Policía Antinarcóticos de Colombia halló y destruyó un "astillero" que, según las fuentes, contaba con toda la infraestructura necesaria para crear estos vehículos y donde los narcotraficantes habían invertido una suma superior a los 1,5 millones de dólares.

Los submarinos semisumergidos son construidos en estos astilleros en las áreas selváticas y remotas de Sudamérica, miden menos de 30 metros de largo, tienen una tripulación de cuatro a cinco personas y pueden transportar hasta 10 toneladas por una distancia de hasta 8.000 kilómetros.

También se han incautado naves totalmente sumergibles y con una capacidad de carga de entre 150 y 200 toneladas que muestran el aumento de la sofistificación de estos aparatos. 

Etiquetas
Comentarios