Despliega el menú
Internacional

Los países no alineados cierran filas contra el hegemonismo de los poderosos

La decimoctava cumbre de esta organización arranca con el rechazo frontal de las naciones participantes 
al hegemonismo y a las decisiones "unilaterales" de Estados Unidos

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela (dcha.), durante la cumbre de la MNOAL.
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela (dcha.), durante la cumbre de la MNOAL.
EFE

El rechazo frontal al hegemonismo y a las decisiones "unilaterales" de Estados Unidos y de instituciones financieras internacionales por parte de varios jefes de Estado y de Gobierno del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) marcó el primer día de la decimoctava cumbre de esta organización, que se celebra viernes y sábado en Bakú, capital de Azerbaiyán.

La tónica de la jornada la fijó temprano el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al traspasar la presidencia "pro tempore" de la MNOAL para los próximos tres años a su homólogo azerbaiyano, Ilham Alíev. "Nuestro movimiento tiene que levantar en los años por venir una alternativa al modelo inhumano, excluyente, que genera miseria y sufrimiento a nuestros pueblos que pretenden imponer el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM)" dijo Maduro.

El mandatario venezolano aseguró que "las guerras económicas" son promovidas "por las potencias imperiales" y se traducen en "la imposición de medidas económicas neoliberales brutales, instrumentadas por gobiernos satelitales de Washington y los designios del FMI".

"Es por ello que denunciamos la imposición de políticas económicas, financieras y comerciales como actos de agresión con un efecto tan devastador como las acciones militares. Y es que hoy por hoy las agresiones económicas y financieras de algunas potencias son tan letales como sus ejércitos", dijo.

Según Maduro, cuando los gobiernos leales a sus pueblos deciden poner el acento en el hombre, "los imperios decadentes imponen bloqueos atroces, violaciones al derecho internacional y agresiones". "Venezuela está resistiendo, seguirá resistiendo, pero además está venciendo. Estamos venciendo la guerra económica multiforme y el porvenir nos depara crecimiento, recuperación y prosperidad", aseguró en referencia a las sanciones económicas estadounidenses.

Cuba condena la falta de respeto de Washington a los pueblos

También el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel arremetió contra el afán de hegemonía de Estados Unidos, y abogó también por una ONU democrática y sin vetos.

El mandatario subrayó que su país no puede permanecer indiferente frente al "abierto desprecio de EE. UU. y otros gobiernos por los justos reclamos de las naciones del sur ante la obscena politización de los derechos humanos y el irrespeto flagrante al derecho de los pueblos a decidir su sistema político, socio-económico y cultural".

En este contexto, criticó la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) por parte de doce países del continente americano ante la situación en Venezuela. Dijo que este instrumento está orientado a "respaldar militarmente el afán estadounidense de revivir la Doctrina Monroe en el trasnochado empeño de hacer grande a América a costa de recuperar a las naciones libres del continente como su traspatio".

La Doctrina Monroe, elaborada (o puesta en marcha) por el presidente estadounidense James Monroe (1817-1825), atribuía derechos unilaterales a EE. UU. sobre América Latina, y se asocia en el continente con la historia imperialista estadounidense en la región.

Apoyo a Evo Morales

Tanto Díaz-Canel como Maduro llamaron a los demás a reconocer la "legitimidad del triunfo" electoral del presidente de Bolivia, Evo Morales.

Maduro denunció el "golpe de Estado apoyado desde el exterior para desconocer la voluntad soberana del pueblo boliviano, en palabras del mandatario venezolano. El presidente de Cuba a su vez habló de un "intento de golpe de Estado" por la campaña de "tergiversaciones, desestabilización y violencia desatada por sectores de la oposición e instigada por Estados Unidos contra la paz y la seguridad ciudadana en Bolivia", en alusión a las protestas que denuncian fraude electoral.

El presidente de Irán, Hasan Rohaní, otro de los grandes protagonistas de la jornada, acusó por su parte a EE. UU. de ejercer "terrorismo económico" contra varios miembros del MNOAL. "Hoy EE. UU. está empleando instrumentos económicos opresores para imponer sus objetivos políticos ilegítimos en naciones independientes de manera desesperada y de forma tan atroz y arrogante que se puede considerar terrorismo económico", dijo.

El presidente iraní agregó que en pos de imponer su dominio, Washington, además, "monta guerras importantes y destructivas en varias partes del mundo, especialmente en Asia occidental", que "han avivado la llama del sectarismo y de grupos extremistas y terroristas en la región"

Etiquetas
Comentarios