Internacional

brexit

Exministros británicos se alzan contra la estrategia de 'brexit' duro de Boris Johnson

Advierten de que las 'líneas rojas' marcadas por el primer ministro impiden cualquier entendimiento con la Unión Europea.

Boris Johns, en la puerta de su casa en Londres
Boris Johns, en la puerta de su casa en Londres
HENRY NICHOLLS

Un nuevo frente de rebeldes conservadores se ha alzado contra la estrategia de salida de la Unión Europea adoptada por el primer ministro británico, Boris Johnson. Por primera vez desde su elección como nuevo jefe del Gobierno por unos 160.000 militantes del partido, el núcleo europeísta del anterior gabinete de Theresa May ha criticado el determinado viraje hacia el 'brexit' duro. "Nos alarman las 'líneas rojas' que has marcado y que parecen eliminar la oportunidad de alcanzar un acuerdo con la UE", escriben a Johnson una veintena de parlamentarios, incluidos ministros con los que compartió Gabinete.

La ofensiva la dirige el anterior titular de Finanzas, Philip Hammond, quien reprocha que el divorcio sin acuerdo con Bruselas representaría una "traición del resultado del referéndum, tanto como abortar la retirada". En 2016, el 'brexit' ganó con el 52% de votos en la totalidad de Reino Unido, aunque Escocia e Irlanda del Norte se pronunciaron mayoritariamente a favor de la permanencia. "Cualquier acuerdo implica necesariamente llegar a un compromiso y muchos comentaristas sienten que has colocado el listón tan alto que no hay ninguna probabilidad real de alcanzar un entendimiento", se quejan los firmantes.

El recién estrenado primer ministro se reitera en su objetivo de salir de la UE partir el 31 de octubre con o sin un pacto. Ha evitado encuentros personales con sus homólogos continentales mientras les demanda eliminar del Acuerdo de Retirada el protocolo irlandés, con la "antidemocrática salvaguarda" de una frontera invisible en la isla. Ayer acusó a sus excolegas ministeriales de hacer frente común con la UE para abortar o retrasar la escisión británica. "Se está produciendo una terrible colaboración entre gente que cree que puede bloquear el Brexit en el Parlamento y nuestros amigos europeos", respondió en una sesión virtual a través de su cuenta oficial de Facebook. Había seleccionado la pregunta de antemano y la aprovechó para contrarrestar el pulso de Hammond: "Y nuestros amigos europeos no están moviéndose en su voluntad de transigir. Se adhieren a cada letra, cada coma del Acuerdo de Retirada -incluida la salvaguarda- porque todavía creen que el Parlamento puede bloquear el 'brexit", dijo a los internautas desde su despacho de Downing Street en la inauguración de lo que describió como primera sesión de 'Preguntas del pueblo al primer ministro'.

Europeístas de todos los partidos buscan la fórmula parlamentaria que impida un 'brexit' a las bravas. Falta consenso entre los diputados y el calendario es muy apretado: los debates en los Comunes se reanudan el 3 de septiembre y se suspenderán poco después para acomodar los congresos políticos. El presidente de la Cámara, John Bercow, reivindicó ayer el papel del poder legislativo en la Constitución no escrita de Reino Unido. "Si hay un intento de esquivar, circunvalar o -¡Dios no lo quiera!- clausurar el Parlamento, lucharé con todos los huesos de mi cuerpo para evitar que eso suceda. No podemos caer en esa situación, somos una sociedad democrática", señaló en una intervención en Edimburgo de acuerdo con el diario 'The Telegraph'.

Johnson no ha descartado suspender el curso parlamentario para eliminar el riesgo de un voto en contra de su Brexit antes del 31 de octubre. Su equipo ha insinuado que podría ignorar una derrota ante una moción de censura y abandonar la UE para después celebrar elecciones generales en noviembre.

Etiquetas
Comentarios