Internacional

Rohani defiende que las últimas sanciones demuestran que la Casa Blanca está "retrasada mental"

El presidente de Irán ha restado importancia este martes a las sanciones impuestas por Estados Unidos contra el líder supremo del país, el ayatolá Alí Jamenei.

El presidente iraní, Hasan Rohaní.
El presidente iraní, Hasan Rohaní.
Efe

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha restado importancia este martes a las sanciones impuestas por Estados Unidos contra el líder supremo del país, el ayatolá Alí Jamenei, y ha considerado que la Casa Blanca está "retrasada mental", un insulto que Irán ha usado en el pasado para referirse al presidente Donald Trump.

En un discurso retransmitido en directo en la televisión estatal, Rohani ha defendido que las sanciones contra Jamenei fracasarán ya que el líder supremo no tiene bienes fuera del país, al tiempo que ha considerado que las últimas medidas demuestran la desesperación de Estados Unidos.

"Las acciones de la Casa Blanca significan que está retrasada mental", ha sostenido el mandatario iraní. "La paciencia estratégica de Teherán no significa que tengamos miedo", ha aclarado Rohani, que ha considerado que con su gesto Washington demuestra que realmente no está interesado en el diálogo.

Previamente, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní había asegurado que la decisión de Estados Unidos de imponer sanciones contra Jamenei y otros altos funcionarios ha cerrado permanentemente la vía diplomática entre Washington y Teherán.

"Imponer sanciones inútiles al líder supremo de Irán y al comandante de la diplomacia de Irán (el ministro de Asuntos Exteriores Mohamad Javad Zarif) es el cierre permanente del camino de la diplomacia", ha señalado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Abbas Musavi, a través de su cuenta en la red social Twitter.

"La Administración desesperada de Trump está destruyendo los mecanismos internacionales establecidos para mantener la paz y la seguridad del mundo", ha aseverado.

La tensión entre los dos países ha ido en aumento desde que hace un año Estados Unidos abandonó de forma unilateral el acuerdo nuclear firmado en 2015 y haya reintroducido desde entonces las sanciones contra Irán.

En un paso más, la semana pasada Irán derribó un dron estadounidense que presuntamente se encontraba en su espacio aéreo, algo que Washington niega, lo que llevó a Trump ha ordenar un ataque militar en suelo iraní, que paralizó en el último momento porque hubiera sido desproporcionado ya que podría haber dejado 150 muertos.

Trump ha dejado claro que la opción militar no está fuera de la mesa pero este lunes optó por reforzar las sanciones con vistas a aumentar la presión sobre Irán, incluyendo a Jamenei en la lista de dirigentes iraníes sancionados.

Etiquetas
Comentarios