Despliega el menú
Internacional

"Estuve con un oso", la extraña historia de un niño de 3 años perdido 2 días en un bosque a bajo cero

El suceso ha ocurrido en Carolina del Norte, en Estados Unidos, y esa es la explicación que dio el pequeño al sheriff del condado de Craven al ser encontrado.

Cartel de búsqueda del pequeño Casey.
Cartel de búsqueda del pequeño Casey.

Que un niño de tres años desaparezca durante tres días en el bosque, con temperaturas de hasta diez grados bajo cero, y vuelva sano y salvo es un hecho insólito, pero más lo es si cuando aparece asegura que durante ese tiempo le ha cuidado un oso.

Eso es al menos lo que afirma el pequeño Casey Hathaway, quien desapareció el pasado martes, 21 de enero, cuando jugaba con otros niños en el jardín de la casa de su abuela en Carolina del Norte, en Estados Unidos, Mientras el resto de sus amigos entraban en la casa, el niño había desaparecido. Y entonces empezaron largas horas de angustia. Primero salió su abuela a buscarlo, pero al ver que no respondía volvió a casa para pedir ayuda. En el condado de Craven comenzaron la búsqueda por tierra y aire: coordinados por la oficina del sheriff, salieron en su búsqueda helicópteros, drones, perros policía... El propio sheriff del condado de Craven explicó los esfuerzos que se estaba haciendo para encontrar a Casey.

Durante dos días, los esfuerzos por localizar a Casey fueron infructuosos y los equipos de rescate empezaban a perder las esperanzas de encontrarlo con vida. Las duras condiciones meteorológicas, que llegaron a rondar los diez grados bajo cero en la zona, les hicieron temer lo peor. No hubo ni una sola pista que pudiera seguirse para localizar a Casey. Parecía como si se lo hubiera tragado la tierra.

Pero el jueves por la noche, uno de los equipos de búsqueda oyó un sonido, como un bebé que lloraba en el interior del bosque. Siguiendo el lamento, encontraron a Casey entre arbustos y espinos.

De inmediato lo trasladaron al hospital, donde comprobaron que tan solo tenía algunos rasguños de su estancia en el bosque. Lo que dejó a todos atónitos fue lo que dijo cuando se le preguntó dónde había estado todo ese tiempo.  “Dijo que estuvo con un oso durante los dos días”, asegura el sheriff.

Su tía Breanna Hathaway lo ha contado en una entrada de Facebook que ha recogido 'The Guardian':  “Dios le mandó un amigo para que le mantuviera a salvo. Dios es un buen dios. Los milagros suceden”.

El sheriff Hughes explicó que el niño mantiene como única versión que había estado todo ese tiempo con el plantígrado. “Dijo que tenía un amigo en el bosque que era un oso y que había permanecido con él”. En los bosques del condado de Craven viven cientos de osos negros y, según Casey, uno de ellos se ocupó de que esta historia tuviera un feliz.

Y aunque no hay ningún indicio de delito en torno al caso, las autoridades no lo dan por cerrado y siguen investigando los hechos:

Etiquetas
Comentarios