Despliega el menú
Internacional

Los partidos euroescépticos negocian una nueva alianza en el Parlamento Europeo

Tienen la esperanza de convertirse en la segunda fuerza, por delante de los socialdemócratas, tras las próximas elecciones a la Eurocámara.

El Parlamento Europeo.
La Eurocámara aprueba por amplia mayoría el tratado de libre comercio con Canadá
Reuters

Los partidos euroescépticos y de extrema derecha europeos negocian formar una nueva alianza tras las próximas elecciones a la Eurocámara, con la esperanza de convertirse en la segunda fuerza europea, por delante de los socialdemócratas.

Así lo afirmó este viernes en Viena Harald Vilimsky, eurodiputado y secretario general del partido ultranacionalista austríaco FPÖ, que gobierna en Austria desde finales de 2017 en coalición con el conservador ÖVP del canciller federal, Sebastian Kurz.

Los eurófobos llevan meses negociando intensamente para ver "si es posible hacer juntos historia", dijo a la agencia austríaca APA el político que será previsiblemente elegido en febrero como candidato cabeza de lista del FPÖ a las elecciones europeas de mayo.

Estimó que la planeada alianza podría contar con "entre 120 y 170 escaños", y relegar así del segundo al tercer lugar al Partido Socialdemócrata Europeo (PSE).

Vilimsky dio por seguro que, además del FPÖ, tanto la Liga Norte del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, como la Alternativa por Alemania (AfD), dos formaciones xenófobas y ultraderechistas de las que dijo espera consigan gran apoyo del electorado en sus respectivos países, "definitivamente" formarían parte de la posible agrupación.

Actualmente, en el Parlamento Europeo el FPÖ y la Liga Norte están en el Movimiento Europa de las Naciones y de las Libertades (ENF, por su acrónimo en inglés), mientras que la AfD pertenece al Grupo Europa de la Libertad y la Democracia Directa (EFDD, sus siglas en inglés).

Según Vilimsky, al nuevo grupo podrían adherirse también, además de los eurodiputados del ENF y del EFDD, los de la Alianza de los Conservadores y Reformistas Europeos (ACRE), que cuenta, entre otros, con los escaños del gobernante partido polaco nacionalista Ley y Justicia (PiS).

Todos ellos tendrían el objetivo común de reducir el radio de acción de la UE y las competencias de la Comisión Europea exclusivamente a "tareas centrales", como la defensa de las fronteras externas del bloque, dijo el político austríaco.

Recordó que para nombrar a los nuevos líderes comunitarios, el ganador de las elecciones -que previsiblemente sería el conservador Partido Popular Europeo (PPE)- necesitará el apoyo de la oposición.

La alianza ultra, si logra constituirse, exigirá a cambio de su apoyo el compromiso de introducir reformas de la UE en línea con los objetivos de los nacionalistas.

Etiquetas
Comentarios