Despliega el menú
Internacional

Llega a Corea del Sur la delegación norcoreana que asistirá al cierre de los Juegos Olímpicos

Seúl considera la visita como un paso más en el proceso de "deshielo" entre Norte y Sur.

La llegada de la delegación norcoreana ha provocado protestas en Corea del Sur
Llega a Corea del Sur la delegación norcoreana que asistirá al cierre de los Juegos Olímpicos
Efe

La delegación norcoreana que asistirá al cierre de los Juegos Olímpicos de PyeongChang llegó este domingo este a Corea del Sur, encabezada por el general Kim Yong-chol y rodeada de un amplio despliegue de seguridad ante las protestas convocadas por esta visita.

La comitiva enviada por Pyongyang, de ocho miembros, llegó a territorio surcoreano por carretera sobre las 9.53 hora local (0.53 GMT) tras cruzar el puesto de control de Paju, en la Zona Desmilitarizada que separa a ambos países que permanecen técnicamente en guerra, según informó el Gobierno de Seúl.

La delegación permanecerá tres días en Corea del Sur y asistirá este domingo a la ceremonia de clausura de los JJOO invernales, un evento en el que coincidirá con la comitiva estadounidense que encabeza Ivanka Trump, hija y asesora del presidente Donald Trump.

Kim Yon-chol, un alto cargo del régimen de 72 años, está inscrito en la lista de sancionados de Seúl por el papel que ha tenido en el desarrollo del programa nuclear y es considerado el cerebro detrás de dos ataques contra intereses del Sur acaecidos en 2010 y que dejaron 50 víctimas mortales surcoreanas.

Los partidos de la oposición surcoreanos y familiares de las víctimas convocaron protestas contra la visita en el puesto fronterizo por donde llegó la delegación norcoreana, y en las que exhibieron carteles y corearon lemas exigiendo la expulsión del país de Kim Yon-chol o incluso que se le arreste a su llegada.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, afirmó que ha aceptado la visita pese al rechazo mayoritario que genera en el país debido a que la considera un paso más en el proceso de "deshielo" entre Norte y Sur en el marco de los Juegos, y con el objetivo último de lograr la paz en la península de Corea.

"El Gobierno quiere centrarse en quién puede liderar un diálogo práctico para mejorar las relaciones intercoreanas y traer paz a la península de Corea, más que en quién hizo qué en el pasado", señaló el Ministerio de Unificación de Seúl en un comunicado.

La presencia de las delegaciones de EE.UU. y Corea del Norte en la ceremonia que se celebrará este domingo en el Estadio Olímpico de la ciudad surcoreana de PyeongChang ha vuelto a alimentar las especulaciones sobre una posible toma de contacto entre ambas partes.

La misión norcoreana incluye a Choe Kang-il, un alto cargo diplomático encargado de las relaciones con Washington y quien ha defendido las aspiraciones nucleares del régimen en varios foros internacionales.

En la ceremonia de apertura de los Juegos del pasado día 9 se produjo un intento fallido de encuentro entre el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, con una delegación norcoreana encabezada por Kim Yo-jong, la hermana del dictador Kim Jong-un.

Etiquetas
Comentarios