Despliega el menú
Internacional

Claves para seguir el debate electoral entre Macron y Le Pen

Macron goza todavía de una amplia ventaja de más de 18 puntos en las encuestas, por lo que se espera a una Le Pen agresiva, con mucho más por ganar que por perder.

Le Pen y Macron en fotos de archivo.
Primeros datos: Le Pen por encima de Macron, ambos disputarían la segunda vuelta
Agencias

En la larga tradición de debates para las presidenciales francesas, pocos habrán enfrentado a dos candidatos con visiones tan opuestas como el que este miércoles mantendrán el socioliberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen.

Estas son algunas claves sobre la batalla que medirá a ambos esta noche a partir de las 21.00 (19.00 GMT) en la televisión privada 'TF1' y la pública 'France 2'.

Macron goza todavía de una amplia ventaja de más de 18 puntos en las encuestas, por lo que se espera a una Le Pen agresiva, con mucho más por ganar que por perder. Además, se trata de su estilo congénito, ella se siente más cómoda a la ofensiva que esquivando los dardos.

En cambio, el exministro de Economía sabe que muchos de sus votos llegarán simplemente para cerrar el paso a la líder del Frente Nacional, por lo que un error garrafal podría ser funesto para sus aspiraciones. Macron ha demostrado en la campaña que no rehuye el cuerpo a cuerpo, pero tendrá que medir bien sus palabras para no patinar.

Europa

La cuestión europea, y en concreto el futuro del euro, se han convertido en uno de los principales campos de batalla a lo largo de la campaña para la segunda vuelta de las presidenciales. Le Pen ha debido modular sobre la marcha su discurso netamente eurófobo para no espantar al voto conservador (principalmente de jubilados), al que podría atraer con otros argumentos.

Enfrente tendrá al más europeísta de los candidatos presidenciales, que en sus mítines saca a relucir sin rubor las banderas comunitarias junto a las francesas. Esas convicciones son de alto riesgo en la actual política francesa, más aún si van acompañadas de una declarada intención de acercarse a Alemania. Es muy probable que ambos se lancen a la cara la cuestión europea con argumentos antagónicos.

El novato vs la veterana

A sus 39 años, Macron es casi un novato en las lides del debate cara a cara. No tuvo un mal desempeño en los dos que se celebraron antes de la primera vuelta, pero esta vez no habrá forma de ocultar las debilidades.

Pese a lo que pueda parecer, Marine Le Pen no es mucho mayor que el fundador del movimiento En Marcha, tan solo nueve años más, pero está mucho más curtida en este tipo de careos, especialmente frente a periodistas y con cámaras delante, por lo que tratará de aprovechar esa experiencia.

Populismo

Ambos candidatos se dicen populistas, pero es difícil imaginar dos formas tan diferentes de populismo. Macron se reconoció como "populista pero no demagogo" al decidir saltarse los aparatos de los partidos políticos tradicionales para lanzar su candidatura. Pero no renunciará a mantener un discurso de pocas concesiones a la galería, impopular en algunos oídos y música celestial en otros.

Le Pen asume su línea populista, sin declararse necesariamente como tal. Cuando reitera una y otra vez que el pueblo habla a través de ella, se inscribe en esa corriente de forma clara. Existe expectación por si la ultraderechista se saca algún conejo de la chistera durante el debate con el que pueda cautivar a aquellos electores, sobre todo entre las capas más populares de la sociedad, que todavía no se deciden a dar el salto y votar por ella.

Lenguaje corporal

Como siempre sucede en los cara a cara, la presentación de los candidatos, su forma de vestir y sus gestos al expresarse serán analizados minuciosamente por los telespectadores, que en Francia consumen con avidez los debates electorales.

Macron medirá su imagen algo atildada, como de empollón, con la trabajada llaneza de Le Pen, que pese a nacer en un palacete en las afueras de París ha conseguido labrarse una imagen de cercanía al obrero que le aporta muchos votos.

Etiquetas
Comentarios