Internacional
Suscríbete por 1€

"Se respira inseguridad e incertidumbre"

Jorge López, zaragozano de 23 años, explica cómo ha vivido el atentado de este viernes en la capital sueca.

El zaragozano Jorge López con su pareja, María Longás, en Estocolmo.
El zaragozano Jorge López con su pareja, María Longás, en Estocolmo.
Jorge López

Estaba estudiando en la biblioteca de la Universidad de Estocolmo, donde desde agosto cursa un máster, cuando Jorge López, zaragozano de 23 años, observó que la mayoría de las personas en la sala contemplaban atónitas sus móviles y compartían miradas de asombro.

"Consulté rápidamente el Whatsapp para ver qué pasaba y varios amigos extranjeros que estaban en pleno centro me detallaron que habían escuchado disparos, que la policía había invadido toda la zona y que el metro había dejado de funcionar", explica López.

Se trataba del atentado terrorista que este viernes ha tenido lugar en Drottninggatan, la principal calle peatonal de la capital sueca. "Ahí es donde todos van a hacer sus compras; la típica zona comercial que, durante el día, está abarrotada de gente", apostilla, al tiempo que se muestra agradecido por no haber estado en el lugar en ese momento.

"Tenía previsto ir a la calle del atentado para comprar material universitario, pero, al final, me he quedado estudiando un rato más", dice con tono acelerado.

El ambiente, según percibe, está cargado de incertidumbre e inseguridad, aunque no observa una actitud de pánico. "Al menos en la zona de la biblioteca, ubicada a unos 10 minutos en metro del lugar de lo ocurrido, todos están pegados al móvil para mantenerse informados, aunque los medios locales todavía no han dado demasiada información al respecto".

Lo primero que ha hecho tras enterarse de los hechos ha sido comunicar a sus padres que se encontraba a salvo. "Justo cuando iba a escribirles que estaba bien, mi padre ya me estaba llamando", cuenta.

Ni él ni sus amigos han sido víctimas del nuevo horror que desde hace años sacude al continente, pero López advierte que el ánimo en Estocolmo -y en Suecia- permanecerá "ciertamente minado" en los próximos días. "Será difícil coger el metro sin recordar lo que ha pasado", intuye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión