Despliega el menú
Internacional

El Ejército sirio y la oposición se comprometen a una tregua en todo el país

Turquía y Rusia actuarán como países "garantes" de un acuerdo que contempla también la reanudación del diálogo.

Al amanecer, una familia huye de la ciudad sitiada de Yabrud en Siria
Una familia huye de la ciudad sitiada de Yabrud en Siria
Efe

El Ejército sirio y la oposición anunciaron su compromiso con el acuerdo de alto el fuego pactado por Rusia y Turquía, que está previsto que entre en vigor en todo el país a partir de la medianoche, hora local (21.00 GMT).

La Comandancia General del Ejército y las Fuerzas Armadas de Siria anunció el cese de hostilidades y especificó que excluye a las dos "organizaciones terroristas" Estado Islámico (EI) y Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente Al Nusra, en su tiempo filial siria de Al Qaeda) y los grupos vinculados a ellos, según un comunicado.

La nota, difundida por la agencia de noticias oficial siria, SANA, señaló que el acuerdo de alto el fuego tiene como objetivo "preparar una situación adecuada para apoyar una solución política a la crisis en Siria".

Por su parte, la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora siria, aceptó el alto el fuego anunciado por Damasco, pero pidió que sea "global y no parcial".

El portavoz del organismo con sede en Arabia Saudí, Riad Nasan Aga, dijo que el alto el fuego es una "aplicación de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas" de diciembre de 2015.

Asimismo, insistió en que la tregua debe ir acompañada por "el levantamiento del bloqueo (de las localidades sirias), la liberación de los presos políticos y la entrada de la ayuda humanitaria" a las zonas asediadas.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), una de las principales alianzas opositoras, aplaudió los esfuerzos de la "hermana Turquía", y pidió a todas las partes que trabajen para que tenga éxito este nuevo cese de hostilidades, según un comunicado.

La CNFROS también subrayó que el acuerdo busca "crear un ambiente adecuado para el éxito de las negociaciones" políticas, al mismo tiempo que se detienen "las operaciones de desplazamiento forzado" y se permite "la entrada de ayuda humanitaria a las áreas sitiadas".

Mientras, el Ejército Libre Sirio (ELS), principal exponente de la oposición armada, se comprometió a respetar el acuerdo de alto el fuego y aseguró que este incluye todas las áreas del país y a todos los grupos armados que operan en él, excepto al terrorista Estado Islámico (EI).

Un portavoz del ELS, Osama Abu Zeid, explicó en una rueda de prensa en Ankara que ninguna facción está excluida "en las zonas controladas por la oposición", que no incluyen aquellas dominadas por el EI en Siria.

El portavoz no hizo referencia directamente al Frente de la Conquista del Levante, que lucha junto a los grupos rebeldes en varias zonas del país.

Abu Zeid destacó que Rusia es el garante de que las fuerzas gubernamentales respeten el alto el fuego, incluidas las diferentes milicias iraníes, libanesas, iraquíes y de otros países que luchan junto a las fuerzas del régimen y, cuyo número situó en 40.

El presidente ruso, Vladímir Putin, fue el encargado de anunciar el acuerdo entre la oposición armada y el ejército sirio, que recibe el apoyo de la aviación rusa.

Putin detalló que el pacto incluye una declaración por escrito en la que las dos partes se comprometen a "iniciar negociaciones de paz para el arreglo" del conflicto en Siria, las cuales se celebrarán en la capital kazaja, Astaná.

Por su parte, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo que Arabia Saudí, Catar, Egipto, Jordania e Iraq serán invitados a sumarse a esa reunión, que será convocada previsiblemente para finales del próximo mes de enero.

En este sentido, el portavoz del ELS explicó que las negociaciones tendrán lugar un mes después de la entrada en vigor de la tregua, bajo el auspicio de Rusia y Turquía, y sobre la base del acuerdo de Ginebra alcanzado en 2012 por el régimen y la oposición, y la resolución 2254.

El Ministerio de Exteriores turco también confirmó el acuerdo y destacó que ambos bandos se comprometen a detener los ataques armados, incluidos los aéreos, y a no ampliar las regiones que están bajo su control.

Turquía y Rusia apoyan la tregua "en calidad de garantes" y "harán juntos el seguimiento de ésta", añadió la nota.

Por su parte, Jordania, Egipto y Catar dieron la bienvenida al pacto para el cese de las hostilidades y mostraron su deseo de que conduzca a una "solución política" que ponga fin al conflicto en Siria, después de casi seis años de violencia en el país árabe.

Etiquetas
Comentarios