Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Iraq

El Dáesh contraataca en Mosul pero sigue perdiendo terreno

Ocho civiles murieron este viernes en los ataques con morteros y coches bomba del grupo yihadista.

Efe. Irak Actualizada 18/11/2016 a las 20:39
Detonación de un coche bomba en MosulReuters

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) lanzó este viernes un contraataque con morteros y coches bomba contra el barrio Al Tahrir, en el este de Mosul (Irak), para intentar detener a las fuerzas de seguridad iraquíes, que continúan avanzando en todos los frentes.

Al menos ocho civiles murieron y otros 50 resultaron heridos en la ofensiva del EI contra ese barrio de Mosul, la segunda ciudad de Irak y principal bastión yihadista.

El EI aseguró en un comunicado difundido a través de Instagram que sus combatientes habían destruido una sede del Ejército iraquí y habían obligado a las tropas del Ejército a retirarse de varias partes del barrio, un extremo que no confirmaron fuentes oficiales.

Según dijo el comandante de las Fuerzas Especiales iraquíes, el general de brigada Abdelamir Yarala, las fuerzas antiterroristas continúan peinando y limpiado de explosivos los barrios de Al Bakr, Al Judraa, Al Qadisiya 2, Al Wilaa y Al Tahrir.

Yarala subrayó que ya han acabado con todos los focos de resistencia en el barrio de Aden y que sus fuerzas han irrumpido en Al Qadisiya 1, donde las tropas antiterroristas se enfrentan en estos momentos a yihadistas armados.

El subcomandante de las fuerzas de lucha antiterrorista, Abdel Wahab al Saadi, indicóque en los combates desarrollados en Aden murieron 15 combatientes extremistas y cinco vehículos bomba fueron destruidos.

Según Al Saadi, los combatientes del EI se están desplazado a otras zonas de la ciudad tras las pérdidas sufridas en el este de Mosul.

Yarala también indicó que, en el frente suroriental, unidades del Ejército han irrumpido en la localidad Bashtatmaz al Yadida, tras la liberación de Amer Kan, población situada a una treintena de kilómetros al sureste de Mosul.

Unos 20 kilómetros al suroeste fue también retomado el pueblo de Tal Waii.

En el frente oeste, las milicias chiíes progubernamentales Multitud Popular han logrado cercar la estratégica ciudad de Tel Afar por los flancos sur y oeste, mientras continúan los enfrentamientos con los yihadistas por el control del aeropuerto militar situado a diez kilómetros de esa urbe.

El portavoz de Multitud Popular, Ahmad al Asadi, explicó que los equipos de los artificieros han empezado el desminado de ese aeródromo y sus cercanías, mientras los soldados han continuado avanzando en dirección a las poblaciones de Al Zariqui y Jader al Yas, en la comarca de Tel Afar.

Coincidiendo con el comienzo del segundo mes de la ofensiva para liberar Mosul, que empezó el 17 de octubre, dos agencias de la ONU han informado de que los combates han provocado hasta el momento el desplazamiento de casi 60.000 iraquíes.

La cifra de desplazados se sitúa entre 58.700 y 59.754, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Tres cuartas partes de las familias desplazados se encuentran en campamentos al este y al sur de Mosul, en las provincias de Nínive, Erbil y Al Anbar, en tanto que los demás se han refugiado en otras comunidades o en edificios públicos, según la OCHA.

De acuerdo con la OIM, un 87 % de los desplazados proceden del distrito de Mosul, lo que supone más de 51.000 personas.

Un 8 % vivía en los distritos de Al Hamdaniya, a 35 kilómetros al sureste de la ciudad, es decir más de 4.800 personas, mientras que un 4 % ha huido de Telkaif (más de 2.300) y menos de un 1 % (300) de Tel Afar.

Los desplazados por la operación militar se suman a los más de 3,1 millones de iraquíes que se encuentran repartidos por todo el país desde enero de 2014, cuando el EI tomó el control de la estratégica ciudad de Faluya, hasta el 10 de noviembre de 2016.

Por otra parte, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, mostró su deseo de ampliar las relaciones con EE.UU., durante una conversación telefónica mantenida con el ganador de las elecciones presidenciales estadounidenses, Donald Trump.

Según un comunicado de la oficina del primer ministro, "Al Abadi pasó revista (con Trump) a las victorias de las fuerzas iraquíes en su lucha contra la banda terrorista Dáesh (acrónimo en árabe del grupo Estado Islámico) y sobre la importancia de unir todos los esfuerzos contra las raíces del terrorismo y su ideología".

La nota destacó que Trump alabó esas victorias y subrayó que Irak es un socio fundamental de Estados Unidos al que apoyará con fuerza.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo