​El FBI cree que Clinton no debe ser procesada en el caso de los correos electrónicos

La recomendación del FBI es provisional y la decisión definitiva depende del Departamento de Justicia de EE. UU.

La exsecretaria de Estado de EEUU Hillary Clinton
Hillary Clinton.
AFP

El director del FBI, James Comey, afirmó este martes que la virtual candidata demócrata a la Presidencia de EEUU, Hillary Clinton, no debe ser procesada por el uso que hizo de varios servidores de correo electrónico privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado, entre 2009 y 2013.

La recomendación del FBI es provisional y la decisión definitiva depende del Departamento de Justicia de EE. UU. "Expresamos a (el Departamento de) Justicia nuestra visión de que no deben presentarse cargos en este caso", dijo Comey en una rueda de prensa en la sede del FBI, en Washington.

En su comparecencia ante la prensa, el director del FBI indicó que la exsecretaria de Estado usó "numerosos" dispositivos móviles para manejar "varios servidores" privados de correo electrónico en los que trató asuntos oficiales y confidenciales durante sus cuatro años a la cabeza de la diplomacia estadounidense.

"Aunque no se encontraron pruebas claras de que la secretaria Clinton o sus compañeros tuvieran intención de violar las leyes que rigen el manejo de información clasificada, hay pruebas de que fueron muy negligentes en su manejo de información muy delicada, altamente clasificada", indicó Comey.

En este sentido, el jefe del FBI dijo que la investigación mostró que 110 mensajes de correo electrónico incluidos en 52 cadenas de mensajería contenían información clasificada.

Además, Comey apuntó que "es posible" que personas o instituciones externas y hostiles a Estados Unidos hayan tenido acceso a información clasificada del Gobierno a través de la cuenta de correo de Clinton, aunque señaló que "no se han encontrado pruebas" de la intrusión de piratas informáticos.

Con esta comparecencia pública, Comey cierra la investigación que desde hace meses llevaban a cabo el FBI y fiscales del Departamento de Justicia para averiguar si la antigua senadora puso en peligro la seguridad nacional o manejó de manera incorrecta información clasificada en su cuenta privada de correo electrónico.

La decisión del FBI tendrá un carácter definitivo, según indicó la semana pasada la fiscal general de EEUU, Loretta Lynch. Después de protagonizar un criticado encuentro con el expresidente Bill Clinton, esposo de la exsecretaria de Estado, la fiscal general aseguró que se dedicará únicamente a revisar el informe final y no usará sus poderes para anular la investigación o influir en la posibilidad de procesar a la política demócrata.

La secretaria de Justicia aseguró que esa decisión se tomó hace meses para despejar cualquier duda sobre un posible conflicto de intereses, pues Lynch fue nombrada por el presidente de EE. UU., Barack Obama, y anteriormente fue designada por Bill Clinton para la Fiscalía del distrito Este de Nueva York.

El anuncio del FBI llega a pocas semanas de la convención demócrata que se celebrará entre el 25 y el 28 de julio en Filadelfia, en el estado de Pensilvania, donde se designará oficialmente al candidato del partido para las elecciones presidenciales de noviembre.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión