Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Unos 5.000 inmigrantes cruzan la frontera hacia Serbia

Los inmigrantes cruzan a Macedonia sin incidentes pero "se enfrentan a un futuro incierto", según AI.

Unos 5.000 inmigrantes han cruzado en las últimas horas desde Macedonia a Serbia en su largo camino hacia el norte o centro de Europa tras la decisión de las autoridades macedonias de aliviar la presión de los inmigrantes y solicitantes de asilo en su mayoría sirios que llegan a diario a su frontera con Grecia.

El dato lo ha dado el ministro de Defensa serbio, Bratislav Gasic, quien ha visitado un centro de internamiento de inmigrantes situado en la frontera con Macedonia. Desde allí intentarán cruzar hacia Hungría, miembro del área de libre circulación europea Schengen.

"Esperamos una oleada parecida entre mañana y pasado mañana", ha afrimado Gasic en declaraciones a la agencia de noticias pública serbia, Tanjug. "La Policía está trabajando en tres turnos y se están emitiendo documentos ininterrumpidamente", ha añadido.

Autobuses y trenes trasladan a los inmigrantes hacia el norte para reducir el número de personas que se agolpan en la localidad de Gevgelija a pesar de que el Gobierno ordenó el cierre de la frontera. Sin embargo, los inmigrantes han logrado romper en varias ocasiones el cierre y las autoridades permiten el paso de personas pertenecientes a los colectivos más sensibles.

Mientras, continúan llegando autobuses con inmigrantes desde el sur de Grecia, que permite el paso de inmigrantes pese a las protestas de Macedonia. Precisamente el ministro del Interior macedonio, Mitko Cavkov, emplazó el sábado desde Gevgelija a Grecia mayor cooperación en la gestión del flujo de inmigrantes.

Este mismo domingo ha llegado un al puerto de Atenas ferry con 2.466 inmigrantes procedentes de las islas del Egeo. El buque partió de nuevo dos horas después de atracar para recoger a más inmigrantes mientras los desembarcados se dirigen ya a Macedonia.Flujo del Egeo a Hungría

Hasta Gevgelija han llegado diariamente entre 1.500 y 2.000 personas en las últimas semanas, diez veces más que el número habitual previo al verano y se han ido acumulando en una estación de tren cercana al lugar de los incidentes, el punto de control fronterizo de Gevgelija.

Macedonia se ha declarado incapaz de lidiar con el flujo de refugiados; una situación agravada por las tensiones históricas de los últimos 20 años con Grecia, ya que ambos países están involucrados en una disputa por el nombre de Macedonia.

La antigua república yugoslava reclama el nombre para sí, mientras que Grecia reivindica el nombre de Macedonia para una región del norte de su territorio. Además, las autoridades griegas trasladan a los inmigrantes que llegan a través del Egeo directamente a la frontera con Macedonia.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y Cruz Roja han enviado efectivos al lugar para ayudar a los inmigrantes y la Policía macedonia ha repartido agua y otros suministros. La ONU pedido al Gobierno macedonio que, al menos, abra sitio en la frontera para permitir que los inmigrantes no sufran problemas de espacio."Se enfrentan a un futuro incierto" 

La mayor parte de los inmigrantes atrapados en la frontera entre Macedonia y Grecia, entre los que se halla un gran número de refugiados sirios y afganos, han cruzado a territorio macedonio sin casi incidentes en los últimos tres días, aunque ahora "se enfrentan a un futuro incierto", según ha informado este domingo Amnistía Internacional a través de un comunicado.

De este modo, se ha instalado una situación de calma en contraposición a las tensiones vividas en la zona en días anteriores. La situación en la localidad macedonia de Gevgelija, cerca de la frontera con Grecia, está ahora libre de altercados, aunque la Policía continúa presente en la zona.

"Puede parecer que los (incidentes) de la última crisis han acabado desde que la situación en la frontera permanece tranquila, pero cientos de personas, entre ellas familias, mujeres embarazadas y niños pequeños, que han cruzado a Macedonia, ahora se enfrentan a un futuro incierto", ha explicado el director de Amnistía Internacional en Grecia, Giorgos Kosmopoulous, que está en esa zona.

"Algunos están enfermos y necesitan desesperadamente ayuda humanitaria, no está claro que todos ellos vayan a recibir la ayuda y el cuidado que necesitan", ha añadido.

Entre 80 y 100 refugiados han llegado a la estación de tren esta tarde. Según Amnistía Internacional, supuestamente se les está permitiendo coger trenes con destino a la frontera norte con Serbia y algunos de ellos están cogiendo autobuses que tienen que pagar.

Tal y como ha expresado Kosmopoulous, "para muchas personas cruzar esta frontera es sólo un paso más de un viaje largo y difícil hacia otro destino de Europa. La crisis puede haber cambiado pero está lejos de acabar", ha advertido.

Según ha afirmado, hay varios barcos más que están transportando refugiados desde las islas griegas. "La clave de la cuestión ahora es: ¿Cómo responderán las autoridades macedonias ante la nueva llegada de refugiados que intentará cruzar la misma frontera en los próximos días?", se ha cuestionado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión