Internacional

Tsipras habló con Merkel, Hollande y Schulz en la recta final de la negociación

Fuentes gubernamentales creen que la intervención de Tsipras fue decisiva.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras.
Afp

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, mantuvo anoche conversaciones telefónicas con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, para dar un empuje final a las negociaciones para un tercer rescate.

Según informaron este martes fuentes gubernamentales, en estas llamadas telefónicas, Tsipras hizo hincapié en la necesidad de concluir las negociaciones sin obstáculos y en el espíritu de lo acordado en la cumbre de la eurozona el pasado 12 de julio, y aseguró que la parte griega ponía todo de su parte.

Con ello, el primer ministro griego aludió a las repetidas declaraciones efectuadas desde Berlín por varios portavoces ministeriales y del Gobierno, que abogaron por firmar primero un crédito puente en lugar de un programa de rescate.

El crédito puente, similar al que obtuvo Grecia en julio, hubiera servido solo para hacer frente algunos pagos inmediatos, como la devolución de 3.400 millones de euros al Banco Central Europeo que vencen el próximo día 20.

Fuentes gubernamentales creen que la intervención de Tsipras fue decisiva, pues en las conversaciones telefónicas todos manifestaron su voluntad de llegar a un acuerdo, lo que permitió cerrarlo este martes por la mañana.

Para el jueves está prevista su votación en el Parlamento heleno, y un día después serán los ministros de Finanzas de la eurozona a los que oficialmente competerá darle el visto bueno.

El ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, señaló al término de una reunión que duró casi 22 horas que tan solo quedan por aclarar "uno o dos muy pequeños detalles" que se abordarán en las próximas horas a nivel técnico y que están relacionados con los requisitos previos que acompañarán al programa de rescate.

Está previsto que el rescate pueda alcanzar un volumen de 86.000 millones de euros, de los que Grecia espera obtener algo más de 24.000 millones en un primer desembolso.

A cambio, se compromete a legislar una serie de 35 medidas, en su mayoría de carácter fiscal.

Etiquetas
Comentarios