Internacional
Suscríbete

Las torturas de la CIA fueron "brutales e ineficaces"

Un informe de la Comisión de Inteligencia del Senado muestra que se inflaron los resultados.

Imagen de la Central Nacional de Inteligencia
Las torturas de la CIA fueron "brutales e ineficaces"

Las técnicas de interrogatorio 'reforzado' que la CIA usó durante años contra presuntos terroristas no aportaron nunca información que permitiera evitar una "amenaza terrorista inminente" y fueron mucho menos eficaces de lo que desde la agencia de Inteligencia se ha hecho ver, según el esperado informe de la Comisión de Inteligencia del Senado publicado este martes.

El documento, resultado de una investigación de cinco años y de casi 600 páginas, pone de manifiesto la crueldad de las técnicas aplicadas contra los detenidos y en particular que incluso el personal médico de la agencia dio la voz de alarma porque el método del 'waterboarding' (ahogamiento simulado) estuvo a punto de ahogar al Jalid Sheij Mohamed, 'cerebro' de los atentados del 11-S.

Respecto a esta técnica, la más comentada en los últimos años desde que salió a la luz este programa, el informe sugiere que se habría aplicado a más de los tres detenidos que ha reconocido la CIA, ya que por ejemplo hay fotos de una prisión en Afganistán en la que la agencia asegura que nunca se realizó.

Asimismo, según los datos que recogen del informe los medios estadounidenses, en algunos casos se llegó a privar del sueño hasta durante una semana a los detenidos y también hubo casos de "alimentación rectal" o "hidratación rectal", técnica que el jefe de interrogatorios de la CIA describió como método para ejercer el "control total sobre el detenido", pese a no ser necesario por razones médicas.Resultados inflados

De acuerdo con el informe, altos cargos como los ex directores de la CIA George J. Tenet, Porter J. Goss y Michael V. Hayden, inflaron el valor del programa de interrogatorios durante sus 'briefings' secretos tanto en la Casa Blanca como en el Congreso, así como en sus intervenciones públicas.

Igualmente, se documentan decenas de casos en los que cargos de la CIA presuntamente engañaron a sus superiores e incluso a sus compañeros sobre cómo se gestionaba el programa y lo que había logrado. En un caso, un memorándum interno de la CIA transmite instrucciones de la Casa Blanca para que se mantenga el secreto el programa al entonces secretario de Estado, Colin Powell, según el 'Washington Post'.

También queda desmontado el argumento de que estas técnicas de interrogatorio, a las que el presidente Barack Obama no ha dudado en calificar de tortura, no aportaron información fundamental que permitiera localizar al líder de Al Qaeda, Usama bin Laden, al contrario de lo que asegura la CIA.

Por otra parte, por primera vez se ofrece un listado completo de los 119 prisioneros bajo custodia de la CIA y se indica que al menos 26 de ellos fueron detenidos por errores de identidad o por mala información de Inteligencia.

Etiquetas