Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Siria

Al Asad propone un plan para el acuerdo político en Siria sin dialogar con los rebeldes

El presidente sirio ha dejado claro que no dialogará con la "marioneta creada por Occidente", en referencia a la coalición de opositores reciéntemente creada.

Bashar al Asad, foto de archivo
Al Asad propone un nuevo plan para alcanzar un acuerdo político en Siria
AFP

El presidente sirio, Bashar al Asad, ha propuesto este domingo la celebración de una conferencia de "reconciliación" con aquellos que "no han traicionado a Siria", una iniciativa que vendría seguida de la formación de un nuevo gobierno y la aprobación de una amnistía. 

Al Asad ha dejado claro que no dialogará con la "marioneta creada por Occidente", en referencia a la coalición de opositores reciéntemente creada y que ha recibido el respaldo de los países occidentales. Además, ha agradecido el apoyo de los gobiernos de Rusia, China e Irán, que rechazaron una intervención extranjera.

El plan revelado por Al Asad exige que, en primer lugar, cese el suministro internacional de armas a los "terroristas", tras lo cual el Ejército sirio detendrá sus operaciones y se iniciará un diálogo nacional con el objeto de elaborar una nueva Constitución y elegir a un nuevo gobierno.

"La primera etapa de la solución política requerirá que las potencias regionales dejen de financiar y armar (a la oposición) y que terminen las operaciones terroristas y el control de las fronteras", ha dicho. 

"Hoy nos reunimos cuando el sufrimiento es incontenible en el territorio sirio. No hay lugar para la alegría mientras la seguridad y la estabilidad están ausentes en las calles de nuestro país", ha subrayado, en su parlamento en el palacio de la pera de Damasco. "La nación es de todos y todos debemos protegerla", ha recalcado.

En el discurso, el presidente sirio, Bachar al Asad, también ha insistido en que su misión es "solo defender a Siria de sus enemigos", en lo que calificó como un conflicto "nunca visto" en la región. Y, como en ocasiones anteriores, el presidente sirio ha dejado claro que no piensa dejar el poder.

Es su primer mensaje a la nación en más de cinco meses. La última vez que el jefe de Estado sirio dio un discurso fue el pasado 1 de agosto, con motivo del 67 aniversario de las Fuerzas Armadas, cuando el presidente arengó a sus tropas en una guerra de la que "depende el destino de Siria". 

El discurso se produce en un momento en el que se han recrudecido los choques entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes en la periferia de Damasco.

A estos combates se suma la ofensiva insurgente lanzada contra varios aeropuertos de las provincias de Alepo e Idleb, en el norte del país.

Al menos 60.000 personas han perdido la vida en el conflicto sirio desde marzo de 2011 hasta noviembre de 2012,según los últimos datos de la ONU.

Etiquetas