Despliega el menú
Internacional

India

600 millones de afectados en el peor apagón en la India

El apagón que se ha propagado por al menos diecinueve estados del norte y este del gigante asiático ha afectado a casi la mitad de los habitantes del país.

Cerca de la mitad de los 1.210 millones de habitantes de la India se han visto afectados este martes por un segundo apagón masivo en dos días, que ha dejado sin suministro eléctrico a toda la zona norte y este del país.

El apagón eléctrico se ha iniciado en torno a las 13:00 local (07:30 GMT) con un fallo en la norteña ciudad de Agra, donde se encuentra el mausoleo del Taj Mahal, y, según la agencia IANS, se ha propagado por al menos diecinueve estados del gigante asiático.

"El incidente de la red eléctrica afectó al norte y este (del país). Estamos reparando el sistema", ha afirmado en un comunicado la compañía eléctrica estatal, Power Grid Corporation of India.

El director de la compañía, R.K. Nayak, ha indicado que la avería, que se ha prolongado durante toda la tarde, sería restaurada a última hora del día, algo que todavía no ha sido posible al completo.

El fallo ha causado la paralización de cientos de trenes, lo que ha dejado varados a unos 300.000 pasajeros, y ha provocado la suspensión del servicio de metro de las urbes de Calcuta y Nueva Delhi, utilizado diariamente por 1,8 millones de personas solo en la capital india.

El apagón también ha alterado la actividad en hospitales -que han tenido que trabajar con suministro de emergencia-, plantas de agua, nucleares, y ha provocado atascos mayores de lo habitual en los núcleos urbanos, donde muchas personas han abandonado sus puestos de trabajo.

En el estado oriental de Bengala, 200 mineros han quedado atrapados bajo tierra, aunque las autoridades locales han afirmado que sus vidas "no corren peligro", según la agencia estatal PTI.

Según la versión oficial, el corte ha alcanzado tanta magnitud porque algunas de las regiones afectadas consumieron una cantidad de energía mayor de la que tenían asignada.

"Debemos tener más disciplina con la red eléctrica. Ayer enviamos la advertencia a todas las estaciones eléctricas regionales de que no se sobrecargaran puesto que unas pocas habían comenzado a excederse", ha dicho Nayak.

A primera hora de la tarde, el ministro indio de Energía, Sushil Kumar Shinde, ha declarado que las autoridades estaban haciendo todo lo posible por solucionar el problema.

"Implantamos soluciones alternativas, hemos puesto a todos mis hombres a trabajar y estamos obteniendo energía de la red eléctrica del oeste (del país)", ha dicho Shinde, poco antes de ser ascendido a ministro de Interior en una pequeña remodelación de Gobierno.

Su cartera la asumirá a partir de ahora el titular de Asuntos Corporativos, M. Veerappa Moily, quien en declaraciones a los medios ha afirmado que "nunca es mal día para tomar el relevo".

Este lunes, millones de personas habían sufrido ya de madrugada lo que las autoridades indias calificaron como el "peor apagón" de la última década, aunque en ese caso solo afectó a siete regiones.

El de este martes, según diversas fuentes, es ya el más grave de toda la historia de la India, un Estado que logró su independencia del Imperio Británico en 1947.

"Los repetidos apagones dan una muy mala imagen. Como economía mundial emergente, resulta imperativo que las infraestructuras básicas estén al nivel de las aspiraciones", ha criticado el director general de la Confederación India de Industria, Chandrajit Banerjee.

Pese a su creciente industrialización, la India arrastra un déficit eléctrico superior al 10%, de acuerdo con datos oficiales, y una parte importante de la población, sobre todo en zonas rurales, sigue teniendo un acceso muy deficiente a la red.

La avería, que ocurre en medio del bochornoso verano indio, tiene de hecho un impacto mayor entre las clases menos favorecidas puesto que las más privilegiadas suelen disponer de generadores para combatir los frecuentes cortes de luz en el país.

Etiquetas