Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Dos menús y una carta con pretensiones, en La Borda

Dos menús y una carta muy amplia son las apuestas de este restaurante de Zaragoza, con la presencia destacada de carnes a la brasa.

Óscar Koko Laplaza, Raquel Fernández y Juan Giménez, en el restaurante La Borda de Zaragoza
Dos menús y una carta con pretensiones, en La Borda

Da gusto pasear por los barrios de Zaragoza y seguir encontrando rincones que se animan a ofrecer propuestas gastronómicas de mucho interés; de esas que no ven en la hostelería una salida para afrontar de cualquier manera estos tiempos de dificultades. El restaurante La Borda es un buen ejemplo. Está en el Actur, muy cerca del transitado centro comercial Grancasa, aunque un poco escondido.

Como su nombre indica, la ambientación mira mucho al Pirineo, a esas cabañas destinadas al albergue de pastores y ganado. La piedra y la madera le otorgan sobriedad y nobleza al local.

Dos menús y una extensísima carta son sus apuestas, al margen de los menús para grupos a los que hoy en día se adaptan prácticamente todos los restaurantes.

De martes a viernes se ofrece el menú del día (9,90 euros, con el vino y el café incluidos) con tres opciones de primeros y otras tantas de segundos. Guisos bien trabajados como las judías blancas con gambas y almejas; la presencia todos los días de una ensalada, como la de rulo de cabra, y salmón ahumado con vinagreta de frutos secos o un revuelto de setas, trigueros y champiñones combinan siempre con dos carnes y un pescado.

La plancha en juego

A la plancha le dan juego, ya sea para presentar el churrascode ternera adobado con ajoaceite o unos calamares frescos. Y entre los pescados, por ejemplo, también puede aparecer la merluza rellena de jamón y queso y gratinada. A la hora del postre conviene decantarse por las preparaciones caseras como flan, tiramisú, mousse de yogur o puding de café.

La presentación de este menú está muy cuidada, de forma que el continente se adapta al contenido, ya sea utilizando cuencos, platos en forma de pequeñas bandejas, cazuelitas… En cuanto a las guarniciones, se agradece, por ejemplo, que las patatas sean de elaboración casera.

Un aire muy similar tiene el menú del fin de semana (16 euros) que se puede degustar el sábado a mediodía y por la noche, y el domingo a mediodía. Eso sí, conviene reservar. Son casi 70 plazas las que tiene La Borda y en ocasiones resulta complicado encontrar sitio. Entre las opciones de primeros siempre hay una ensalada, como la especial del chef; suele aparecer el jamón ibérico y una opción muy recurrente son lospiquillos rellenos de bacalao o de carne.

Es en las recetas de carne y pescado donde este menú marca la diferencia. Siempre está presente la media paletilla de ternasco asada con patatas panadera. Cocinada a baja temperatura y con un golpe fuerte de horno antes de salir a la mesa, lo cierto es que le han cogido muy bien el punto. También son habituales el solomillo o el entrecot de ternera al gusto (roquefort, pimienta, plancha, chimichurri…) y en los pescados es donde más se varía de un fin de semana a otro: dorada al orio con gulas, solomillo de atún gratinado con salsa alioli, bacalao…

La carta es amplísima y abarca todo lo que se pueda imaginar, desde raciones para picar a tostadas, ensaladas, hamburguesas, tablas de curados y quesos, bocadillos y pizzas. Además, también se ofrecen cuatro pescados y la posibilidad de degustar unas cuantas carnes a la brasa o a la piedra.

La Borda

Julio García Condoy, 14.

Teléfono 976 165 142.

De martes a viernes, de 8.00

a 23.30. Fin de semana, de 09.00 a 01.00. Lunes, cerrado.

Ver otros restaurantes.

Etiquetas